viernes, marzo 25, 2005

Estoy hasta el puto queque.

Esa es la frase que me define en este momento y en todos los momentos que devengan. Cuan ser maldito estoy hasta el puto queque, como Memnoch estoy hasta la madre de ser juguete del azahar y de los planes divinos. Un imbécil gasta todo su dinero en unos cuantos meses. Termina botado, pues sus amadas putas ya no son tan amadas y sólo fue usado. Ahora regresa a exigir y exigir y exigir, peor que una gota de alguna dictadura ahora fracasado recuérdame en cada momento sus peripecias, necesidades, sufrimientos y &c. Yo cuan perfecto y débil pendejo duélome de sus &c y &c. Endrógome, comprométome y endéudome, obstante no soluciono nada, sólo me quejo. El amor surcó las puertas, pero hasta ahí, pues en el mundo hay hombres y mujeres que no cesan en sus pensamientos, que no se liberan, que se atormentan. Me atormenta ser embobado por el trino candor de los pajarillos y toda racionalidad conviértase en irracionalidad. No me soporto, ni soporto a quienes rodéanme. Viernes de crucifixión, de luto, de superchería delicada. Al final de estos meses he gastado en cosas que no quiero gastar, mi vida se vuelve plan de varios o de otros, no en mi vida.

Alguien me felicito por obtener un trofeo. Yo me pregunto si ese trofeo no tiene personalidad, sentimientos, decisiones o qué es un simple trofeo. Diag, al diablo tan buen perdedor que me felicita por mis logros.

Yo no puedo luchar, si ni siquiera mi vida me pertenece, mi trabajo es para otro, mi dinero es para otro, mi tiempo libre es para otro. He sido creado por ese otro para ese otro.

1 comentario:

Ángel dijo...

¡Ehh! Si bueno parece que estabas un poco enojado cuando escribiste esto, tal vez todavía lo estes. Muchas veces he hechado pestes, madres y remadres contra aquellos que como vos decis me han creado. La gente común piensa que los creadores deben amar a sus creaciones y viceversa. En realidad no es así. O no en general. Ni hablar.

No es tu obligación endeudarte, compromoterte y endeudarte por alguien que te niega tu calidad de ser humano o que en algún momento te ha catalogado de pendejo (te recuerdo que sólo estoy citando)
o al menos eso creo yo. En alguna ocasión escuche la siguiente frase: "todos tenemos los que nos merecemos ni más ni menos". Luego si la espada de Dámocles pende y cae sobre tal persona no es tu obligación recibirla y morir en su lugar a fin de cuentas esa persona ya vivió su vida, tu tienes que vivir la tuya.

Toda mi vida he estado luchando. No me toco una vida fácil, tú lo sabes. Tal vez esto se deba al hecho de que nací en martes que como vos sabrás era el día dedicado a Marte, el dios de la guerra. El asunto es que he sido catalogado de egoísta, de práctico, aún cuando en algún momento hice todo lo que pude por la persona que hoy así me cataloga. Una de las cosas que la gente tarda más en aprender o que no aprende nunca es la gratitud. Sin embargo hay que tener visión para entender cuando uno está siendo chantajeado emocionalmente por algúién, y mandarlo a Chihuahua a un baile.

Es bueno que el amor surque las puertas, pero es más importante aún no dejarlo pasar. No aparece muchas veces creéme. Disfruta del trino candor de los pajarillos. Disfruta de la irracionalidad y sobre todo no la racionalices pues uno de los sintomas de cuando las cosas empiezan a valer madres es cuando buscas racionalizar, lo que es irracional.