miércoles, noviembre 14, 2012

Non grato

Me pregunto si uno puede llegar a ser ingrato con su propio progenitor. Ver la triste figura, no contestar llamadas. Me siento triste de verlo así, muy triste, no entiendo por que se destruye a sí mismo, verlo con sus ojos hundidos, caminando desgarbado con su camisa blanca luida, su pantalon amarrado negro, flaco, lleno de canas, con un semblante que donota la peor de las tristezas, el desconsuelo y la desilusión. No creo publicar esto por que no creo que alguien me entienda por el contrario después seré juzgado...

--Actualización casi 5 años después--

Finalmente decidí publicarlo, pues no ha cambiado mucho la situación, pero más que tristeza, me da una especie de vacío. Cada quien es Arquitecto de su vida, finalmente.

No hay comentarios.: