viernes, marzo 18, 2005

Tortura pinochetista autoinfligida...

En algún instante escuché o leí sobre las torturas en la dictadura de Pinochet. Una de ellas consistía en arrancarle las uñas del pié o de la mano a los infelices presos. En este instante me desperté con un terrible dolor, jamás había sentido algo por el estilo. No sabía que había pasado, sólo que me dolía el pié terriblemente, sentía que se dormía la pierna derecha por completo. Del grito levanté a mi tía quien fue a auxiliarme, pero del dolor no podía expresarle bien qué tenía. Me contuve, me tranquilecé levanté las sabanas que me cubrían, busqué mis lentes - maté a un mosco - y al ponérmelos mis ojos gritaron de desagrado: Observé la uña de mi pié perpendicular respecto a mi dedo. Me había, quien sabe como, arrancado la uña, sólo seguía encarnada la raiz. El dolor, las punzadas.... Unas horas después fuí al doctor Schols a que me curaran, más dolor, pero de ahí en fuera unos 8 meses más y volveré a tener uña. Lo malo es que no podré nadar... snif todo depende de la consulta de este miércoles.

4 comentarios:

Merveilleuse Pilar dijo...

Con tu descripción ya me habías transmitido cierto dolor... pero la foto me impactaste. Eso debió doler horrible. Cuídate el dedo para que no se infecte.

Pepe dijo...

¡Esa foto debería haber pasado primero por la censura! Duele sólo verla...

Raziel dijo...

La foto me recordo una pelicula gore o uno de los libros de medicina que suelen tener fotos de los padecimientos. ¿No puedes nadar para evitar el contagio de un hongo o algo asi?
En cuanto al dolor...
"There are only three sins: causing pain, causing fear, and causing anguish. The rest is window dressing."
-Roger Caras-

Rafael Peñaloza dijo...

Tengo que admitir que cometí un error y vi primero la foto, antes de leer tu post, y al principio no entendía qué era.
Suerte con el dolor.