lunes, mayo 19, 2014

Haciendo un respiro en Mayo

Ya han pasado bastantes horas y entre la junta de la oficina a distancia, bañarme y babosear en la red, perdí el orden de mis ideas, sobre todo de las ideas de capoeira que quería compartir. En estos días he tenido un poco de sentimientos encontrados, en parte por el cambio de lares, en otra parte por adaptarme a otro tipo de enseñar, en mi caso aprender, la capoeira. En algún momento los sentimientos dominaron la razón y se me hizo muy pedante cierta situación. Sin duda uno tiene que entender que más allá de etiquetar situaciones en donde una persona se proclama el jefe, cuando a uno le gustaría que fuese el líder, el momento quizás requería que el pavoreal expusiera las plumas o quizás no todos los maestros en realidad son maestros, como un concierto de la enseñanza uno recuerda y se deleita con la interpretación.

Otra situación que me ha puesto a reflexionar es aquella donde se proclaman fuentes de toda sabiduría por el hecho de venir del lugar de donde se enseña la capoeira, eso es casi equivalente a sólo permitir que los Bávaros interpretaran la música de Beethoven por el hecho del origen. También sin duda a veces es muy obtuso decir que gracias a tal Mestre hay capoeira en Canadá o en México, si bien hay que reconocer la trayectoria de los Mestres es muy obtuso pensar que sólo ellos son los culpables de llevar el conocimiento, pues el conocimiento requiere de dos personas, del maestro y del alumno. Dudo mucho que el maesto como tal exista sin el alumno, por ende es muy pretencioso mencionar que gracias a x persona existe y conocimiento, sin duda la existencia de y conocimiento se debe también a que exista z alumno dispuesto a entender y apreciar ese conocimiento.

Por eso la capoeira se transforma y se adapta a las personas que la aprenden-enseñan, esa es una verdad no sólo para la capoeira, sino para el conocimiento en general, el sujeto modifica y reinterpreta la capoeira. Maguer en ese sentido me viene otro pensamiento, no por ello implica ser laxo y en pos de la creatividad o subjetividad, perder la objetividad y el adecuado aprendizaje, supongo uno debe ir encontrando el equilibrio. Por esa misma razón, acepto que no sé mucho y que debo de seguir aprendiendo. Como diría Arame: "Tomen lo bueno, desechen lo malo."

1 comentario:

Tlamatini dijo...

Muy interesante mi querido zafogg, decia pulo freire, quien nunca se dejo llevar por la vana-gloria, que no hay docencia sin discencia, no hau enseñanza sin aprendizaje, y que los alumnos enseñan a los maestros a seguir siendo alumnos para poder mantenerse siendo maestros. Dialectica pura delacto mas humano. En efecto hay quienes usan su espacio para proyectar su propio narcicismo. Un tip: si tu maestro no sabe dudar de lo que sabe, entonces quizas no es mas que un humano mas que en su ilusion de grandeza no ve la pequeñ4z de su ignorancia. Saludos mi estimado y fluuuuuuuuye!