lunes, abril 22, 2013

Responsable


Por cuestiones propias de la existencia de años para acá voy regularmente a terapia psicológica, no al grado de ir cada semana, pero si constantemente. Uno de los problemas conductuales que más me aquejan es mi falta de responsabilidad en los horarios. No es que se impuntual, sino que no soy disciplinado en los horarios. Hoy cuando me desperté mi cuarto estaba hecho patas para arriba, la ropa sucia danzaba una polca entre el clóset y el piso, los libros sobre el piso aplaudían, mientras que los enseres para el cuidado de la piel y la desdicha de las bacterias y los hongos reposaban sin orden alguno en varias repisas del closet. ¿Por qué este caos? Por la falta de orden en mis horarios, la entrega de fotografías se extendió varias horas después de lo planeado y entre chorcha y otras cuestiones, el curso de modelos probabilísticos cedió su tiempo y no decir de los minutos que habría de dedicar a la limpieza y ordenamiento de mi cuarto para encontrar un libro que su cosquilla por ser encontrado superó mi horario límite para irme a dormir, al final di con él, pero dejando una polca de ropa y demás cosas. El reloj mordaz me mostraba que si pretendía levantarme temprano mejor ni lo intentase, terminé bañándome a las 3 de la mañana y todo como pila de fichas de dominó azotaban mostrándome el desorden en su máxima expresión: el insomnio.

Ese es mi reto ser responsable y el primer paso es ordenando mis horarios... ¿Me pregunto si meses o días después estaré contando mi victoria? Por lo pronto tengo sueño y me siento atontado por obviedad. ¿Alguien tiene una cama?

No hay comentarios.: