lunes, mayo 23, 2011

Sobre fines de semana y los sonidos en el templo del origen de la vida.

Me gustaría poder escribir de manera verídica que mi existencia tiene ciertos cambios cada vez que actualizo el sistema operativo de las computadoras que uso. En parte es verdad, así comencé hace más de 6 años cuando decidí instalar Ubuntu linux, luego pase por Suse. En estos días actualicé mi versión de Ubuntu a la de bla Narval, la 11.x, y fue una terrible decepción. Sé que no soy el computito más ñoño en esos aspectos, generalmente tolero tener que reiniciar cuando se calentaba mi lap y se perdía la conexión de la red. Incluso cerrar y abrir el browser de google en ocasiones de un chingo de pestañas abiertas mostrándome los placeres de la pornografía, peor que un balde de agua fría. Mas lo que me mantenía apegado a la distro de Ubuntu era algo tan insignificante como el poder usar el cubo y otras ñoñerías gráficas de manera rápida y sin que se trabara la lap. Sin embargo en estos días, no sólo se traba mi lap, sino que se pierde el cursor, el cubo funciona lento, en fin toda una serie de cuestiones que me molestan y que me hacen pensar seriamente en cambiar de distribución. Quizás en unos días les esté hablando sobre como me fue con Fedora o con Linux Mint. Sobre el fin de semana a comparación del anterior en este pude disfrutar de un buen concierto de tv on the radio y observar como la juventud se engalana con mujeres moviendo caderas y hombres enfundados en camisas de cuadros y barbas de roqueros. Desvelo hasta las 5 de la mañana. Os he dicho que en el morfismo que sea no sé bailar, Perro, Nutria, Rata e Isonómico, sin duda sí y curioso. El domingo particularmente me agradó, pues con mi madre, hermana, el sego y alex fuimos a visitar una de las obras de O'Gorman y Diego Rivera en la segunda sección de chapultepec. Un monumento a lo que otrora fuese proyecto de nación ahora seco muy cercano a la realidad de nuestra ciudad o sociedad. A veces pienso que cuando nos reconciliemos con el agua como en la época de los aztecas, quizás nuestra sociedad cambie. Té de Gengibre en Coyoacan y sentir que la vida de repente transcurre lenta en los satisfactores y rápida en las manecillas. Desperté a las 3 y media de la mañana, soñando que de alguna manera tenía que codificar en arena y en la realidad adolorido de los brazos por postura tensa, un charco de baba y la garganta reseca.

Animo Ale recuerda que todo lo que podemos hacer es aprovechar el tiempo que se nos ha dado. Leo por la mañana, definitivamente ese cabrón sin duda peca de razón.

No hay comentarios.: