domingo, agosto 28, 2005

La destrucción de la ciudad...


En jueves.... No puedo creerlo estoy escuchando el claro de Luna de Bethoven en clavecín.. algo inconcebible... Me recorre un terrible temblor por todo el cuerpo... Es una sensación muy loca. No es extraña es la misma sensación que me causa cuando la adrenalina explota lujuriosamente por mis venas. Misma morbosa sensación que sentía cuando mis padres me dejaban solo a los cinco años y yo ponía la Tocata y Fuga en Re menos de Bach a todo volumen. Lectores como fué su primera experiencia musical... Wow, son los tres movimientos de dicha sonata... no lo puedo creer... bueno voy en el segundo movimiento... No puedo creerlo e-mule sirve de algo.

El tercer movimiento... no puede ser que el clavecín pueda expresar esa sonoridad... no el paradigma piano se rompe.... No, no, no y mil veces no, no puedo creerlo que se pueda escuchar así....

La aleatoridad es prueba fehaciente de la existencia de un demiurgo, caótico y aleatorio para la realidad humana...

PUEDEN INTUIR DE QUE ESTA HECHO ESTE CLAVECIN...

3 comentarios:

Pepe dijo...

Mi primera experiencia musical (de ese tipo) fue como a los ocho años -más o menos- Un profe del Williams nos puso el 4o. movimiento de la 9a. de Beethoven. Nos guió sonoramente pidiendo que escucháramos cómo un instrumento respondía a otro, armando una enérgica armonía con cada nota. Cuando llegué a casa esa tarde puse en el tocadiscos la 9a. y me subí en el sillón de la sala a "dirigir" los instrumentos y el coro (siguiendo el juego de las "correspondencias" musicales). Fue una experiencia orgásmica que repito, con mucha fortuna, cada vez que escucho esa sinfonía (y el cuarto movimiento en particular). Saludos, Gooffas.

Rafael Peñaloza dijo...

Oye goofas, pues comparte, no? Ya me metiste el gusanito de escuchar aquello en clavecín.
Un saludo.

Saffog Tochtli dijo...

Cheve. Sr. Pepe, aunque no soy muy afecto a Beethoven, no dudo que la novena despierta ese afecto... Un gajo, de un cítrico mecánico es el mejor ejemplo. Sí, la experiencia de dirigir un conjunto musical es en cierta forma orgásmica. En mi caso pasó con "Te Deum" o "El burgués gentil-hombre" de Lully, o el invierno de Vivaldi....

Malas nuevas. Sr. Rafiqui, creo que me debraié un poco. Lo que paso es que estaba bajando música de emule y busqué para clavecín. De una forma exótica encontré el claro de luna, la sonata de Beethoven, en dicha búsqueda y creo que me condicione a tal grado de creer que era para clavecín. La primera vez que escuché dicha grabación resultó que no había mucha dinámica pianistica y en dicho momento pretendía escribir un comentario, luego mi cerebro asoció y me aluciné cañón, pues la segunda vez que escuché me percate que no era piano, ni era clavecín, era un organucho yamaha o casio simulando algún instrumento de teclado. Si quieres, pese a la baja calidad, os paso el mp3.
Hoy a la hora de la comidad me la pasé buscando grabaciones de clavecín que originalmente fueran escritas para piano, pero creo que no se ha dado el caso. La web está en pañales al respecto.