lunes, febrero 28, 2005

Adios, Cibi...

...

Me embarga la nostalgia, abandonado en el pasillo... Pero me embarga más la decisión de Cibeles... Sus ósculos han dictado sentencia y ahora resuenan en mi mente... Decidiste bien Cibidibi, albricias, pues ahora rosa preciada en un corazón sin agua el destino.

...

Cibi dejó Inffinix y a la Venta a comer fuimos varios compañeros de trabajo. La Venta es exquisito lugar para machacar tortillas y queso, sobre todo la deliciosa sopa de hongos. En algún punto en mi estadía en Info fue culmen, pues habíamos 4 matemáticos y la hora de la comida se volvía deliciosa, bueno en realidad cualquier hora. Snif, extraño tales momentos. Eah, pues ahora a convivir de lleno con ingenieros. En un sentido pesimista podría haber sido peor: abogangsters. :)

4 comentarios:

Rafael Peñaloza dijo...

La pérdida es algo siempre dificil. El trabajo sin motivación lo es aún más.
Recuerdo los tiempos en que eramos 4 (o 5, si consideras a Fabilu) matemáticos en Inffinix; yo no compartía tanto con ustedes la hora de la comida, pero siempre me encantaron las conversaciones. Todo eso que todos los demás temían comunicar.
Felicidades a Cibeles, una vez más.
No sufras demasiado ahora en tus labores con BK, Fabiluchis.com, y la excelente jefa Caro.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Sólo acepto la decisión... No fue sólo mía Goofas, recuérdalo...
Te quiero muchísimo,
Cib

raziel_03 dijo...

Las cosas cambian, a veces para mantenerse igual. Que tal que encuentras que esos ingenieros son "leverianos" y saben de los temas que te agradan.
Con lo de los osculos has hecho que tenga una gran curiosidad por conocer a Cibeles. Ustedes eligen sobre nombres llamativos -lo cual pensandolo mejor es la idea de un apodo-

Ángel dijo...

"Few men are willing to brave the disapproval of their fellows, the censure of their colleagues, the wrath of their society. Moral courage is a rarer quality than bravery in battle or great intelligence. Yet it is the one essential, vital quality of those who would seek to change a world which yields most painfully to change. If people bring so much courage to this world, the world has to kill them to break them, so of course it kills them. The world breaks everyone and afterwards many are strong at the broken places. But those that will not break, it kills. It kills the very good and the very gentle and the very brave impartially. If you are none of those, you can be sure that it will kill you too, but there will be no special hurry."
Ernest Hemingway, A farwell to the arms.