viernes, diciembre 08, 2017

Visitando la oficina en Cuajimalpa -Apuntes de urbanización 3-

Al inicio de esta semana tuve el agrado de ir a visitar a los camaradas de esta empresa común llamada Equifax y otrora Inffinix o Inffiernix. El motivo de mi visita era recoger el nuevo equipo con todas las restricciones posibles para esos empleados malhabidos o con los mejores controles para que el empleado tenga un excelente desempeño, cuestión de enfoques. Mi amigo Cuevas se ofreció a darme un aventón a la parada de Chapultepec donde tomo el camión con un olor rancio y sucio que me lleva a tan lejano lugar.
No había llegado a la parada y al horizonte se observan esos imponentes monstruos de metal y concreto, llamados la torre Bancomer y otras torres más, cuyo fin es darle chamba a miles de personas, hasta ahí todo va bien, pero como mencionó en su momento el arquitecto que construyó la torre de Bancomer, que acaso no se iba integrar la torre con el metro Chapultepec, como sería posible meter tantos coches y por ende tráfico en dicha zona, lo lógico era apoyarse de la infraestructura urbana e integrar el proyecto con la estación de metro Chapultepec. Pero que acaso estamos en un país de primer mundo, no, cretino arquitecto qué se cree, somos un país tercermundista y el metro es para los pobres, en este país el coche es el toque de distinción, así que el arquitecto tuvo que modificar el proyecto para incluir pisos con cientos de lotes para autos. Que el estado después lo enmiende con su clásica indiferencia.
Y esto me recuerda la eterna cantaleta de los derechairos que abogan por el libre mercado, en particular Calderón insigne representante con su mordaz crítica en la semana hablaba de como el desierto de los leones es una porquería gracias a que lo maneja el estado. Yo le respondo, se nota que no ha viajado el señor, el estado Canadiense tiene los mejores parques y bastantes cuidados con un desarrollo y turismo sustentable y no los maneja un privado. Si el desierto de los Leones existe es gracias a que lo maneja el estado por que si un privado lo manejara seguro o estaría fraccionado o valga Dios que porquería sería.
El gran problema en nuestro país no es la nariz del estado inmiscuyéndose en asuntos de la mano invisible, el gran problema en nuestro país es precisamente que el estado no solo se inmiscuye, sino que se alía a la mano invisible distorsionando el mercado y no fungiendo como un defensor del bien general frente al corto alcance de la mano invisible. Así el paseo de la Reforma y Chapultepec tienen ejemplos de una indiferencia del estado o de un estado corrupto como la estela de luz. Así los parareros de Chapultepec no tienen la elegancia y el diseño para todas las clases sociales, por que la mano invisible sabe que sólo los pobres los usarán y pues ellos no son particularmente exigentes en ciertas cosas como baños dignos o un pararero comunicado con el metro y ordenado que resguarde de todo tipo de inclemencias, incluyendo las torrenciales lluvias de verano, así el pararero tiene los materiales más cutres y rompe con la estética de la puerta de los leones del parque más importante de nuestra ciudad.

El trayecto estuvo marcado por varios cuellos de botella, los principales los puentes vehiculares que llevan a Santa Fé. Santa Fé otrora un basurero ahora el lugar "must be" para tener oficinas mamalonas y departamentos con la hermosa vista de otro departamento, pero costosísimos. Santa Fé surgió como una mala copia de la sección financiera de Paris y es mala copia por que quien haya tenido el infortunio de ir a Santa Fé sabe que no hay muchas opciones de transporte público, el transporte es pésimo o insuficiente e irónicamente nada que ver con el futurismo que refleja la arquitectura de dicho lugar, las calles no son para peatones y del tráfico ni se diga, varios "godinez" tienen que lidiar todos los días con cuellos de botella de 40 o más minutos, afortunadamente cuando tenía que ir a la oficina esta se encontraba en el pueblo de Cuajimalpa, sin embargo la vorágine de unos pocos en detrimento de una dormida mayoría no se detiene y la carretera libre a Toluca, que tuviera espectaculares vistas hacia Santa Fé y el resto de la ciudad ahora está rodeada de enormes torres de departamentos. Quienes diseñaron Santa Fé no les importó pensar en que la gente que trabajara ahí iba a presionar para tener un lugar donde vivir y la mano invisible es ciega. Así ahora Cuajimalpa que es un pueblo y que otrora estuviera rodeada de bosques de coniferas enfrenta la presión de construir torres de departamentos que generan presión de todos tipos: tráfico, basura, agua, drenaje y con ello todos los vicios inimaginables de un lugar donde impera la ley de Mad Max, llamase la indiferencia del estado.

En mi caso particular moverme en transporte público hasta la oficina representó un trayecto de casi dos horas y aunque me dió gusto saludar a mis camaradas, no me dió tanto gusto regresar con una laptop incompleta y tráfico en la noche onda 22 horas. En este momento que escribo pasó una hora en que me dió un ataque de asma, afortunadamente no serio, pero que me interrumpió de estar trabajando. Ayer fui a entrenar capoeira y no pude rendir, dado el Asma. Cada vez pienso más seriamente no regresar a este hoyo de inmundicia llamado la ciudad de México, he pensado que sino es el país Boreal, quizás una ciudad más pequeña y limpia, sin todos los vicios de las tres principales ciudades de México: CDMX, Guadalajara y Monterrey. La absoluta indiferencia del estado frente a la chamba por la que entregamos el derecho a cargar armas y nuestro dinero.

Por cierto se viene la ley de seguridad interior donde se habilita al ejército para que haga tareas para las que no debiera habilitarse, la seguridad, hasta cuando entenderán que la seguridad es una condición derivada del sentimiento de comunidad, no de que haya una policía armada o ejército policiaco, yo personalmente creo que es el movimiento de ajedrez del PRI para evitar perder el poder. MALO sugirió sopesar una amnistía a los narcos de llegar al poder, una parte de mi dice, bien es una manera de curar ese tejido que tanto se ha destruido, el tejido social, mas otra parte de mi dice, no, necesitamos exterminar y hacer un baño de sangre de dicho cáncer, quizás deberíamos de empezar por esos políticos indiferentes que nos han llevado a este guerra subrepticia y cruenta.

viernes, diciembre 01, 2017

Día mundial de la lucha contra el VIH y clavecín

Uno de los músicos que más aprecio y como uds. saben hizo que me gustara el clavecín es Scott Ross y hoy precisamente en urbi et orbi se conmemora la lucha contra el VIH. Scott Ross brillante clavecinista falleció a causa de complicaciones derivadas por el VIH y desafortunadamente para él, además de que no contaba con servicio médico, ya que no era francés radicando en Francia, aún cuando tuviese el servicio médico en el año de su fallecimiento no se contaba con los impresionantes antiretrovirales que se cuentan en esta época a tal grado que es bien sabido la terapia PREP para quienes tengan una vida alegre, sexualmente hablando, y quieran evitar la propagación de dicho virus. Así hoy a manera de recordarlo mientras trabajo he estado escuchando la música para clavecín interpretada por él y las lecciones de clavecín, video que comparto con uds.




Por cierto caras vemos, alcobas no sabemos, mas si su alcoba es una locura, no estoy para juzgarla, pero sí para invitarles a que se hagan la prueba y en el peor de los casos siempre existe el apoyo de la terapia antiretroviral, más vale vivir para seguir cuidando sus hijos, sus sueños, sus familiares a morir de algo que ya no debería ser causa de muerte en pleno siglo XXI.

miércoles, noviembre 29, 2017

La ciudad con cacarizas -Apuntes sobre urbanización 2-

Trabajar a distancia tiene sus beneficios, sin duda, pero también sus vicios y uno de tantos es que si no se lo propone uno no camina lo suficiente, así que para evitar tal situación aprovecho la hora de la comida para ir por un café. En Calgary la caminata es de la biblioteca al área de comida, en el chilango dependiendo donde me hospede es generalmente hacia un café. Hoy no fue la excepción en parte para contrarestar el dopaje de antihistamínicos y despertarme. Caminé algunas cuadras y observé la obsesión por las luminarias, una luminaria cada 2 metros o menos es una afrenta a la noche, pero más afrenta es la cantidad impresionante de cacarizas que tienen las banquetas peatonales y que las han generado la comisión federal de electricidad. Como saben otrora quien administraba la distribución de electricidad era Luz y fuerza del centro, sin embargo en el sexenio de FECAL se le ocurrió acabar con dicha paraestatal y transferir dicha obligación a la CFE, casi 6 años después las calles de la "sinking city", como diría algún Canadiense con el que platicó "special one" en el aeropuerto viajando de regreso al México mágico o bárbaro, no solo están seriament deformadas, sino que tienen un sinfín de cacarizas llámese tapas de concreto a un sinfín de hoyos que hicieron. Dichas tapas no son nada amigables, pues están hechas de tal manera que alguien no atento puede tropezar facilmente, pero seamos realistas en Máxico la gente rara vez va ensimismada, pues sino son las cacarizas hechas por la CFE, son las cacarizas cagadas por los perros irresponsables.

¿La cuestión es que exigía mucho reusar las registros de Luz y fuerza en lugar de crear adicionales para CFE? 

Las obras que constantemente están y no terminan bien no son exclusivas de CFE, estas también son de perenganito para meter fibra óptica, sultanito delegado para "embellecer" las calles, aunque los resultados son todo lo contrario, sino dense una vuelta por la zona rosa, zona turística y que sin duda busca vender al extranjero esa experiencia tercermundista de jardineras caóticas, banquetas peatonales con varillas al descubierto, tierra por doquier, imposibilidad de poner anuncios de cuidado o precaución: "Bienvenidos al México mágico".

martes, noviembre 28, 2017

La típica de invierno -Apuntes sobre urbanización 1-

He estado reflexionando y se me antoja escribir una serie de cosas a las que les llamaría apuntes sobre urbanismo o urbanización, pues en algún momento antes de pensar en estudiar matemáticas me vino a la mente estudiar medicina o estudiar arquitectura del paisaje, quizás por ello me gustaba imaginar cuales serían los trazos adecuados para una ciudad y lo sigo haciendo. Hoy como muchos años atrás enfermo de las vías respiratorias en esta ciudad del caos me cuesta mucho trabajo recuperarme y no es para menos, la contaminación es un gran problema justo me movía hacia el sur, pero antes de ello me moví hacia el metro Hidalgo usando el otrora paseo de la Reforma, hoy mugrero de la Reforma, el paisaje era cenizo la nata gris de contaminación hacía juego con el exceso de concreto que caracteriza a esta ciudad y muy, muy al cenit algunos atisbos de azul. Ustedes dirán: qué no te enfermas en Calgary y la respuesta es no y sí, casi nunca me enfermo de resfriado en Calgary y cuando me pasa los sintomas son los típicos del resfriado y no trascienden más allá, por que obviamente la calidad del aire en Calgary es impecable nunca he visto una nata gris en dicha ciudad, en cambio en la ciudad del caos siempre se me complica con asma y es la hora en que escribo que tengo tos, sibilancias y bastante cansancio. ¿Dónde está el compromiso de las elites para resolver esto? Claramente en muchas cosas la ciudad de México vive la tragedia de los comunes, es decir el beneficio particular es inamovible frente al beneficio público. El beneficio privado es que cada quien tenga auto ocasionando tráfico y congestiones impresionantes, frente al beneficio público donde se aboliese el uso de autos de gasolina y se privilegiara el transporte público.

Justo este último punto es otra mota. ¡Qué va! Megamanchón en la desidia de quienes dirigen esta ciudad: el transporte público. Mi trayecto al hospital en la zona de hospitales estuvo marcado por el uso de dos taxis y el metro. ¿Acaso es tan difícil permitir un transporte digno público de camiones que vayan al metro Hidalgo? ¿Es tan difícil homologar una tarjeta que sirva para el metro y los camiones que vayan al metro Hidalgo? Una vez en general Anaya, el siguiento problema fue encontrar transporte a la zona de hospitales, ¡Carajo! No tienen cacumen en el cerebro para establecer puntos lógicos donde la gente necesita moverse a la zona de hospitales. De nuevo el beneficio de unos pocos impera sobre muchos, pocos camiones, un sitio de taxis que restringe el acceso de los taxis, no hablemos de que los camiones no están diseñados para gente con alguna discapacidad. Y justo cuando uno va llegando a la zona de hospitales puede observar la impresionante pista urbana, no hubiera sido más lógico una extensión del metro o tren ligero hacia las zonas de hospitales y que haga un circuito a los distintos hospitales o por ejemplo, donde están los basureros cerca del estadio azteca un estacionamiento para dejar el coche y hacer uso de un tren o tranvía para ir a los hospitales evitando así el congestionamiento y el caos.

Realmente es una tristeza observar que la ciudad de México no tiene a las mejores lumbreras diseñando y solucionando los problemas, simplemente tenemos privados en contubernio o en desidia con el poder público destruyendo y reventando la marrana. Es por esta entre tantas razones que las ciudades de México no vislumbran, ni vislumbrarán en calidad de vida, solo son hoyos de lodo y mierda que enriquecen a unos pocos en silencio de muchos.

martes, noviembre 21, 2017

Yo soy Olga Hepnarova

Este fin de semana en compañía de mi pavamadre me chuté una película algo controversial, pero con una fotografía excelente y una actuación bastante apabullante: Yo soy Olga Hepnarova



Dicha película me dejó pensando qué es lo que conlleva a una persona a tal actuar y qué pasa con la sociedad, cuando no puede preveer tal situación.

jueves, noviembre 02, 2017

La tradición de la calaverita

Algunas calaveritas que se me ocurrieron hacer:

Estaba un día la roda a todo dar
Cigano sin igual cantaba
los capoeiristas jugaban sin cesar
cuando la huesuda compró
"cruz credo ave maria"
"esa roda é de mortos e eu nao sabia"
coreó Rosinha asustada
y los muertos le respondían
de tanto berimbau quien diría
que ahora la roda dirigían
en el camposanto muy lejos del mar.

El banano y el Novino entrenaban en Yuba
cuando la Parca los puso a calentar
por más condición y astusia
la Catrina los puso a sudar
que de un buen infarto a ambos
al cementerio los mandó a enseñar
calacas y diablitos vamos
les decían a saltar y jogar.


One day Leslie was smoking her pot
when the dead the door knock
who is says Leslie
the squirrel white
says cheating the dead
now Leslie feeds with nuts
the beyond world squirrels

martes, octubre 10, 2017

Forets Paisibles

¿Que ha sido de vosotros? Algunos días de no escribir y no ha sido para menos, pues con el terremoto laboral y físico pareciese que perdí los piés y cabeza. Justo hoy al estar divagando un rato en instagram me he topado con el video del bosque apacible de las indias galantes de Rameau.








Forêts paisibles, Peaceful forests Jamais un vain désir ne trouble ici nos coeurs. Never (may) a vain desire trouble here our hearts. S'ils sont sensibles, If they are sensitive, Fortune, ce n'est pas au prix de tes faveurs. Fortune, it is not at the price of your favours. Dans nos retraites, In our retreats, Grandeur, ne viens jamais offrir tes faux attraits! Greatness, never come to offer your false attractions! Ciel, tu les as faites Heaven, you have made them Pour l'innocence et pour la paix. For innocence and for peace. Jouissons dans nos asiles, Let’s enjoy our refuges, Jouissons des biens tranquilles! Let’s enjoy peaceful things. Ah! peut-on être heureux, Ah! Can one be happy Quand on forme d'autres voeux? When one has other wishes?

martes, septiembre 26, 2017

El mismo día que hace 32 años

Hace 32 años tenía 5 años cuando aquel 19 de septiembre estaba en el jardín de la casa de mi abuela y la Yuca, un pino y otros árboles comenzaron a agitarse. A esa edad me pareció maravilloso y no entendía por qué mi abuela en el jardín se había incado a rezar, mi mamá estaba a lado inmutable, situación muy distinta a 32 años después que estaba histérica y llorando por mi hermana. En aquel entonces me pareció divertido mi primer terremoto consciente, mi padre poco después del temblor me llevó al Colegio México y al parecer tuvo que regresarse ya que no había paso a la Roma Norte. Meses y años después un edificio destrozado que daba a la parte trasera de la escuela era el imponente mensajero de aquel cataclismo y en mi tierna memoria el terremoto del 85 no trascendió en demasía. 

Ahora 32 años después me preparaba para ir a una cita, me había recién bañado y estaba por completo desnudo, mi domicilio está en Calgary así que estaba en calidad de visitante en la casa de mi mamá en la misma colonia donde otrora existiera la casa de mi abuela. En esta ocasión empezó a temblar y perdí segundos valiosos tratando de ponerme el pantalón, mi mamá bajó gritando histérica y como pude abrí la puerta a unos metros. El movimiento telúrico fue imponente, con trabajo mantenía el equilibrio mientras en la esquina donde está la estatua de Cuevas se oían gritos de la gente conmocionada que veía como edificios de oficinas se sacudían esos vidrios y fachadas. El edifico que por años estuvo abandonado de la esquina y que después en una amnesia ridícula volvieron a ponerle cascarón y ventanas para convertirlo en un flamante edificio de oficinas fue uno de los que más daño tuvo, otro edificio de la contraesquina tuvo sendas grietas y el flamante negocio recién inaugurado de meses atrás de la Raclete tuvo que cerrar, otro edificio abandonado se deshizo de sus ventanas. A diferencia de hace 32 años ahora el paseo de la Reforma con sendos y enormes edificios de oficinas llenaron con sus trabajadores por completo la avenida a tal grado que si el pánico o un flamazo se hubiese prestado la gente hubiese terminado aplastada o quemada en cientos. Inclusive la plaza Necaxa donde está la estatua de Cuevas tenía poco espacio dada la cantidad de gente y la terrible densificación que ha vivido esa parte de la ciudad de México. 

A diferencia de hace 32 años, ahora no hay agua corriente y es común ver pipas en uno de los primeros cuadros de la ciudad: estupidez o falta de planeación y vorágine inmobiliaria. Hace 32 años la colonia tenía más árboles y más casas, ahora ni uno, ni lo otro. Tiempo atrás dada la cantidad de autos era impensable baches en avenidas tan importantes como Río Rhin o Río Lerma, calle otrora habitacional ahora cúmulo de negocios de poca monta y harta lana. Mas no todo es malo, ahora el Paseo de la Reforma ha acomado sus mansiones Porfirianas por fachadas Porfirianas e impresionantes rascacielos como un padre acompañando a su enclenque abuelita. Uno de los proyectos que me impresionó más fue la rehabilitación de la mansión neogótica a una cuadra de Torre Mayor, al menos la preservaron y acomodoron de tal suerte que hubiese un sendo rascacielo, más en ese ego arquitectónico no contemplaron el terrible incremento por el tráfico en calles aledañas, ni mucho menos dignificaron la entrada al metro Chapultepec para que estuviera conectada a dichas edificaciones.

Ahora he sido más consciente del temor de perder la casa o de morir aplastado, así como la impresionante manera en como la sociedad civil se ha organizado ante elites tan pazguatas y faltas de sensibilidad, sin duda tengo varios sentimientos encontrados. Algo tan simple como que las puertas abatan hacia afuera es algo impensable en esta ciudad o que las puertas puedan abrirse desde adentro sin usar veinte mil chapas pareciera que es algo tan poco común. La corrupción enseña su diente y la sonrisa son el sin número de edificaciones dañadas. Hace 32 años la historia sucedió como una tragedia y hoy se repite como una comedia de mal gusto. Quizás hoy los actores decidan tomar un papel más digno y comenzar con planes, revisiones y sobre todo ser conscientes al comprar, vivir y disfrutar la ciudad de los palacios sabiendo que también está asentada en lo que fuese un lago y en una zona altamente sísmica. 

Mucha gente ha perdido lo que acumuló por años y algunas pérdidas son irreparables, pienso en mi amigo Rata que es de Jojutla como quedó devastado su pueblo, pero más que lamentarse hay que entender que se hizo mal o que ahorrarse unos pesos hoy puede ser una gran pérdida mañana. 

Quizás es el momento para que los Mexicanos de todas las edades cantemos el himno y marchando hagamos temblar esas edificaciones mal construidas que tantos recursos consumen y nos quitan, esta sociedad se merece más, pero para ello hay que luchar sin duda.