lunes, junio 26, 2017

Baldassare Galuppi

Ya saben que me encanta el clavecín y más si es orquestado o en concierto, tenía rato de querer compartir con v. a Baldassare Galuppi, un interesante compositor Veneciano.


viernes, junio 23, 2017

Conciertos para fotepierno de Cimarosa

Hace algunos días hablaba de dos versiones para piano y clavecín de un concierto para clavecín-piano compuestas por Domenico Cimarosa, así que he aquí más al respecto.


martes, junio 20, 2017

Piano y clavecín bajo Cimarosa

La semana pasada escribía, mejor dicho compartía algunos videos sobre Cimarosa y la apreciación no solo versó en conciertos, sino incluso en obras para instrumento en solo: clavecín y pianoforte.



El quinto en la lista

El quinto en la lista
17 abril, 2017 por Javier Valdez

Soy el número cinco. Lo dijo para que nadie lo oyera. Su voz baja llevaba los decibeles del cementerio, la tersura de las sombras cuando el día se despide y el sol se cae, ya sin fuerza. Sus amigos se quedaron absortos. No sabían de lo que hablaba, pero se lo imaginaban. Soy el quinto, compadre. Es la neta. Ya mataron a cuatro, de un total de siete. El siguiente soy yo.

Era policía municipal. Doce en apenas tres meses y medio habían sido quebrados a balazos: trozados por la espalda, sorprendidos en sus casas, abiertos y sangrantes, desgarrados, arremangados por las tripas, con las ideas grises desparramadas en la nuca y los proyectiles traspasando la piel y perforándolo todo.

Siete habían sido los agentes que acudieron a la balacera. Los soldados eran el objetivo. Se quedaron en medio de un estruendoso y aplastante fuego de alto calibre. Granadas, disparos de plomo gris candente. Unos setenta gatilleros jalándole a las armas. Solo se escucharon gritos de lamento, de auxilio, sobre todo cuando empezaron a incendiarse las patrullas militares y los de uniforme quedaron atrapados, devorados por las llamas.

Fue cuando llegaron los policías. Muchos se resistían. Tal vez una orden de que no se acercaran, quizá el miedo de acudir. Fueron siete los que se arrimaron y como pudieron ayudaron a los militares heridos, pidieron apoyo por el radio y llamaron a las ambulancias. Cargaron a los soldados, les dijeron aguanta bato. Todo va a estar bien. Ya viene la ayuda, tranquilo, tranquilo. Ya están a salvo. Se los llevaron al hospital.

El saldo fue de cinco militares muertos y varios heridos. También un socorrista lesionado. Bastaron unas cuantas semanas para que supieran de esa lista negra: son siete y los siete van a morir, uno a uno, trozados por las ráfagas filosas de la espada narca. Y así fueron cayendo. Cuando salían de turno, frente a sus familias, levantados y luego aparecieron ejecutados a tiros y torturados. Cuando tuvo la certeza de que lo esperaban en algún lugar dos, tres, cuatro o cincuenta balas, les dijo a sus amigos: sigo yo.

Trataron de calmarlo. El bote de cerveza tenía miedo, por eso temblaba en sus manos. Las papitas y los picadientes para pinchar el queso y las salchichas se le negaban, se movían o brincaban de plato en plato. No le voy a decir a la familia, no quiero que se preocupen. Trataron de calmarlo y se embriagaron. Él no pudo. A los días lo enviaron a cuidar una casa de seguridad. Sus días en el calendario eran números rojos.

Estaba ahí, parado. La mano en el arma y la vista de halcón. La vida no vale un cartucho y para él había varios. Desde un carro asomaron dos y le dispararon. A los días ejecutaron a otro y a otro.

lunes, junio 19, 2017

Cielo y Agua

Como uds. saben estimados 3 lectores, como buen matemático soy afín a la obra de Escher y hoy comenzando con mi jornada laboral o tedio laboral al revisar el libro de las caras, el Cheque compartió un interesante video, el cual comparto.




Debo confesarles que he tenido un poco de desidia con mis cursos en coursera, en particular pareciera que el curso de redes sociales y económicas ya no tiene parangón con lo que me emociona. ¿Será que me estoy volviendo viejo? Tonto de mi, como si ser viejo fuese motivo de algún sentimiento negativo, mejor dicho he andado muy flojo en términos intelectuales últimamente.

viernes, junio 16, 2017

What makes a good life?

¿Ustedes, estimados tres lectores, qué opinan al respecto? Me queda claro que como seres gregarios que somos es un hecho el placer que nos da el reconocimiento de nuestros congéneres más allá del dinero o la fama, en cierta forma el reconocimiento puede verse como resultado de estos otros tantos atributos modernos.


Domenico Cimarosa

Ya les he contado que uno de los programas que me gustaba mucho escuchar cuando el tráfico era una constante en mi camino de regreso de la oficina a mi cueva en el chilango era el de la otra versión. Ahora no hay programa, ni tráfico, mas no pierdo la costumbre de comparar versiones, en particular si se trata de la versión ejecutada con clavecín y la otra con piano forte. Las obras o mejor dicho la obra fue escrita por Domenico Cimarosa.



martes, junio 13, 2017

El cocodrilo

El cocodrilo
24 abril, 2017 por Javier Valdez

No le gustó la escuela así que huyó de ella y de la casa de sus padres. En la ciudad, andaba de vago y temerario, como buscando bronca por todos lados, piruetas en los cruceros, toreando carros y retando al sol. En una de esas pensó que no le iba a pasar nada. Se sintió invencible, más que nunca, y saltó sin fijarse al río de acero y ruedas de la avenida: un camión de pasajeros lo atropelló y los testigos dijeron que vieron cómo las ruedas le aplastaban la panza.

Pero él se levantó de ahí como si nada. Un tío supo y le dijo este güey tiene piel de cocodrilo. No le hacen nada las llantas. Por dentro se preguntó si tampoco le entraban las balas. Lo metió en su casa y le dio comida, lo apoyó y le dio dinero. Como andan en el negocio, en cuánto pudo le dio una pistola y le dijo eres bueno para los chingazos y muy entrón a la hora de las balas, a partir de hoy eres mi guarura.

Cuando agarró cierta experiencia en el manejo de armas y en las operaciones del tío, le encargaron que se hiciera de cinco o seis cabrones. Ellos van a ser tus subordinados. Ahora tú eres mi jefe de escoltas. Y para donde andaba el tío, andaban él y ellos. Le quitó a policías y soldados del camino, limpió las veredas de enemigos y eliminó espinas a las flores de ese jardín de polvo blanco y dólares. Ni la sangre llegaba a mosquear el edén del tío que también era de él. Traía troconas del año, con suspensión de miles y blindaje grueso. Las morras se le subían sin que él les cerrara el ojo y tenía mujeres para mañana, tarde y madrugada.

Un día les dijo tómense un descanso. Pero jefe, está cabrón ahorita. Nada, nada. Me voy a quedar solo. Voy al río, a probar las llantas en el lodazal y a cotorrear con unas plebes. Pero jefe. Cómo chingan. Váyanse a cotorrear. Se fue al río y arremangó con lodo y agua. Levantó polvareda y construyó nubes en las dunas. Rugió el motor y las llantas aguantaron la carrilla. En la tarde les dijo a las chavas, vámonos de antro. Una en las piernas y otra al lado, abrazándolo. Pisteaban tequila y cerveza. Los enemigos lo vieron. Viene solo, cuchichearon. Hicieron señas. Lo rodearon. Al tercer balazo les contestó con cinco. Tumbó a dos. Pero eran muchos. Las chavas brincaron. Otros clientes se tiraron al suelo. Unos encerrados en el baño, tras los sillones teiboleros o la barra, los meseros hechos bola en un rincón y los que habían permanecido en la pista quisieron tumbar la puerta a patadas. No pudieron.

Ya sumaba cinco balazos en el pecho, abdomen y en un brazo. Y les seguía contestando. Hijos de su pinche madre, aquí está su cocodrilo cabrones. Tras tras tras. Hasta que soltó el rifle y se quedó callado.

martes, junio 06, 2017

La lavadora

La lavadora
1 mayo, 2017 por Javier Valdez

El hermano mayor siempre andaba cuidándolo. Un paso atrás, pegado. Más cerca que la sombra. Así tenía que pasársela porque el menor era travieso, alocado y ocurrente. Su adolescencia le dolía hasta los huesos y quizá por eso brincaba y saltaba, se iba de vago con los de la cuadra y se encaramaba en las trocas cuando se trataba de ir a dar la vuelta.

Un día se le desapareció. Él quería que su madre dejara de tronarse los dedos y las palmas de las manos de tanto que lavaba. En el lavadero y a los lados, montones de ropa propia y ajena. El mayor trabajaba pero no podía con tanto gasto. El menor solo medía las calles y las banquetas, los centímetros de las esquinas: apedreaba el sol, calmaba los fuegos con Pepsi, mitigaba el hambre con torcidos o algún gansito, y lanzaba palabras que enervaban el viento de la tarde.

Ese día le ofrecieron un cigarro de mota. Ten morro, pa que te alivianes. Los de la cuadra se desaparecían y él sabía dónde estaban cuando no se juntaban en la tienda de la esquina. Atizó el gallito y se puso loco. Era la primera vez que ese humo denso llegaba a sus pulmones y al cerebro. Le botó la cabeza y sintió el pecho de acero. Voló, porque no sentía sus pasos, hasta donde se escondían los del barrio y ahí le ofrecieron cerveza gratis y más yerba. El jefe se le acercó y le dijo ei morro, vamos a hacer un jale. Es viernes santo y hay que tumbar verdes. Te doy mil dólares por cada guacho que tumbes. Le atoras o no.

Regresó a su casa, todavía con las alas puestas. Le dijo a su mamá madrecita, ya te voy a comprar tu lavadora pa que te cures las manos, pa que no te duela más la espalda. La señora lo vio como quien mira un ángel y le dio la bendición. Regresó con la banda y le dio el sí al patrón. Vamos pues. Pensó que era como tumbar monitos de plomo en los juegos de la verbena y ganarse un oso grande de peluche. Vamos pues. Pero todo fue llegar y empezó la tracatera. Él iba delante, en el primer convoy. Pum pum pum. Fue de los primeros que cayó. En la confusión y la tracatera unos huyeron y otros, los menos, atinaron a seguir enfrentando a los militares.

Él quedó en el monte, tirado y boca arriba. Encima, un cuerno de chivo todavía humeante. Los verdes lo vieron y lo patearon. Le preguntaron cosas que no entendía. Sintió frío y vio la sangre que corría. Balbuceó cuando lo levantaron para llevarlo al hospital, entre maldiciones e interrogatorios, antes de quedarse tieso, antes de que el sol muera y los gritos lejanos que apenas escucha se apaguen, repetía una y otra vez, ya con los ojos cerrados o entreabiertos: no podré comprarte la lavadora, mamá.

martes, mayo 30, 2017

24 horas

Veinticuatro horas
8 mayo, 2017 por Javier Valdez

En la cárcel él era el jefe. Lo respetaban y cuidaban. En su pedigrí de cruces, de ficha en la policía y el drenaje de lluvia roja, él tenía gordo el expediente y también los güevos. Y así lo presumía y gritaba, retaba y escupía, aunque fuera al viento. Pero se la sentenciaron. Le quedaban días en el penal y sus enemigos lo sabían. Vas a salir, cabrón. Acá, afuera, te esperamos: no pasarán veinticuatro horas para que bese a la calaca. Le vamos a dar fierro, de eso no se salva el güey.

No hizo caso. Entre las rejas, los módulos del penal, las carracas y hasta con los celadores, él tenía la guadaña y podía jalar del gatillo. Era el rey y sultán, patrón y príncipe, dios y el diablo: aire acondicionado en su celda, televisión de pantalla plana, doce teléfonos celulares, mujeres que pasaban por el pórtico de seguridad como cruzar la puerta del supermercado, drogas en la alacena y cartuchos en el horno de la estufa, el mercado local le rendía pleitesía y le mandaban tributo. Todo ahí pasaba por él.

Cuando llegó la hora de salir le hicieron una fiesta. Le decían jefe para acá y jefe para allá. Patrón esto y aquello. Había banda y unos chirrines, mujeres vampiro y polvo en charolas. Lo abrazaron fuerte, le palmaron la espalda y apretaron su mano. Viejón, a sus órdenes. Usté manda. Le desearon lo mejor porque al día siguiente saldría por la puerta grande, libre de todos los cargos, limpio el expediente manchado. A su paso, con una maleta al hombro, los polis se le cuadraban y hasta el director de la policía fue al pasillo a desearle suerte. Él agradeció, bajó de la alturas y miró condescendiente, hizo reverencias y sonrió por gratitud y cortesía.

Fueron por él en dos blindadas. Otra vez jefe para allá y jefe para acá. Sus hijos, ya adolescentes, lo rodearon con abrazos y su mujer lo colmó de besos. En la casa había una comilona y la tambora. Llegó y le tocaron una diana y todos se pusieron de pie y le aplaudieron. Ídolo y campeón mundial. Patrón y jefe siempre. Amigos, parientes, vecinos y compinches lo recibieron como jeque mundial de la muerte. Se sentó en la silla grande, poltrona fija y con descansabrazos anchos: escarféis de la Díaz Ordaz, en sus aposentos y con el control de la fiesta, música, comida y bebidas en sus manos, como quien cambia de canal la tele.

Llegó la noche y la madrugada. Mujer, quiero descansar. Lo llevaron a su recámara y se acostó. Su mujer acurrucada a un lado, abrazándolo. A media mañana tocaron la puerta. Era un primo que preguntó por él. No quiso pasar así que él salió a recibirlo. Muy querido por todos, no vieron el veneno entre cejas. Tras él entraron cuatro y le dispararon a quemarropa. Te dije, puto. Te dimos veinticuatro horas.

lunes, mayo 29, 2017

Un poco más de Giacomo Facco

Ya había hablado, mejor dicho había mencionado a Giacomo Facco y me gustaron sus conciertos "italianos".


La semana y algunas óperas en castellano

En realidad no es que esta semana haya empezado a escucharlas, la púrpura de la rosa, ya la había escuchado, incluso tengo la grabación de Garrido, mas todo surgió el sábado mientras trabajaba un rato resolviendo unas dudas de mi hermana sobre números complejos y traía en mente una rola de Handel, cuando di con la música de la coronación que escribió, luego pensé que era demasiado anglofílico, cosa que de por sí ya alucino por el país donde radíco, algunos procesos de la oficina, los cursos y mi coco. Así que en un arrebato castellanista busqué la rola de viva Felipe rey, que es una pequeña sección cantada en la púrpura de la rosa y en ese surfear por la red de redes di con una versión en vivo de la ópera de Torrejón, la zarzuela "Salir el amor del mundo" de Sebastián Durón y Giacomo Facco con las amazonas de España.








martes, mayo 23, 2017

Henrico Albicastro

Y para tener un poco de concentración experimenté escuchando la interesante música de Henrico Albicastro


Malayerba

A manera de homenaje a Javier Valdez, periodista abatido, publicaré cada semana sus diferentes entradas de malayerba.

Te van a matar
27 marzo, 2017 por Javier Valdez

Se lo decían los amigos, los familiares, los compañeros del gremio. Cabrón, cuídate. Estos güeyes no tienen madre. Son unos malditos. Pero él seguía escribiendo críticas y denuncias en su columna, en uno de los diarios de la localidad: apedreando con sus teclas, sus palabras, el ejercicio del poder político, la corrupción, la complicidad entre criminales y servidores públicos, la policía al servicio de la mafia.

Tenía varios años como reportero y suficiente experiencia para hacer trabajos de investigación. En la región sobraban los temas, pero todos los senderos, escoltados de plantas con espinas, conducían a la pólvora incendiada o en espera del gatillo, las miradas densas y vidriosas de los jefes, los callejones que pueden sacar de apuros y que no tienen salida, las calles que solo conducen a un humo caliente, que se levanta y baila con el viento, después del pum pum.

Pero él tenía en el pericardio un chaleco antibalas. La luna en su mirada parecía un farol que aluzaba incluso de día. La pluma y la libreta eran rutas de escape, terapia, crucifixión y exorcismo. Escribía y escribía en la hoja en blanco y en la pantalla y salía espuma de sus dedos, de su boca, salpicándolo todo. Llanto y rabia y dolor y tristeza y coraje y consternación y furia en esos textos en los que hablaba del gobernador pisando mierda, del alcalde de billetes rebosando, del diputado que sonreía y parecía una caja registradora recibiendo y recibiendo fajos y haciendo tin en cada ingreso millonario.

Los negocios en la agenda de los mandatarios eran su tema preferido. Cómo sacaban provecho de todo y la gente jodida en las calles, donde la indigencia crecía como la basura y se adueñaba de banquetas y esquinas, los prostíbulos estaban sobrepoblados y en los hospitales sobraban enfermos pero no había camas ni médicos. Eso sí, las cárceles hacinadas y el imperio del humo, de la nube negra tapando el cielo estrellado, colmaba las cabezas de los habitantes de la región: enfermaba, pero no hasta la indignación. Y en eso él, de plano, no cejaba ni cedía. Ni madres, repetía. Y se ponía a escribir.

Una denuncia había puesto en el ojo del huracán a uno de los legisladores. Él se unió a quienes criticaron su poderío y sus lazos con las cumbres del poder político, económico y criminal. Fueron pocos los detractores y casi ninguna pluma, pero no se quedó callado. En el feis publicó una de esas fierezas, de palabras valientes, y le dijeron güey, bájale. Estos cabrones te traen ganas. Te van a matar. Él contestó Ba. No me hacen nada. Me la van a pelar.

Pasaron tres horas después de esa publicación en redes sociales cuando lo alcanzaron y le dispararon, de cerca para no fallar.

viernes, mayo 19, 2017

Ode on the spirits of Shakespeare

Despite of curious work curiosities, I've needed to start writing in the Shakespeare's language and this week as well I've enjoyed Thomas Linley an his ode on the fairies, aerial beings and witches of a midsummer night's dream author.


miércoles, mayo 17, 2017

Desactivando el cara libro

Me sorprende que el cara libro esté tan incrustado en el día a día, justo antes de presionar el botón desactivar el corazón me tamborileaba como si fuese el fin del mundo y en este momento que escribo al respecto siento una curiosa ansiedad. Las razones de haber hecho tal cosa son varias, quizás por el mero placer de no existir en esa red, por un momento claro.

En el fondo las tripas se mueven y en cierta forma estoy molesto de que me quieran maltratar, como si no valiese ni un céntimo y quizás por esa razón me desquité con mi cara pública en la red de amigos. Veremos cuanto tiempo pasa de  aquí a que se da cuenta. Por lo pronto he decidido caminar a solas, pues no soporto ser el motivo de odio y malestar de otra persona y menos si tal supónese es la media naranja.

Uno de tantas crónicas de Javier Valdez

He tomado de aquí la siguiente crónica: http://riodoce.mx/ de Javier Valdez, periodista asesinado hace algunos días, curiosamente me llamó la atención por que tengo un proyecto de escritura en algún otro lado titulado El consultor.

Malayerba: El licenciado

15 mayo, 2017 por Javier Valdez, qepd. 

El tío ya no lo aguantó. Era la vergüenza de la familia. Así que decidió meterlo a un centro de internamiento para adictos. Llamó con alguien y rápido llegó la voladora: una camioneta cerrada con siete jóvenes que lo tumbaron a empujones y patadas, lo ataron con manos y brazos y luego de someterlo, lo metieron al vehículo para llevárselo. Salieron de ahí hechos la mocha y apenas el polvo marcó la partida.

Llegaron y lo siguieron tundiendo. Se acercó alguien que parecía el que mandaba. Bien vestido, alto, con voz gruesa. Todos se detuvieron frente a él, casi cuadrándose. Bola negra, dijo. Y todos reiniciaron los golpes. Esta vez le cortaron parte de la espalda y le abrieron la cabeza. Al diagnóstico se agregó fractura de clavícula. Se quedó ahí, tendido. Le dieron paracetamol y le gritaron al segundo día ya levántate güevón. Órale, este no es un hotel.

Lo sacudieron, le dieron polvo y reaccionó. Vámonos, tenemos que ir en la voladora por otros dos. Eso era la bola negra y él debía aplicársela a otros. De lo contrario, se lo harían de nuevo.  Repartió tantos chingazos como bolas negras y fue así que logró que lo incluyeran entre los invitados a las fiestas. Otro nivel. Cerveza, yerba y perico. Las mujeres que del área femenil también estaban para ellos. Podían bailar y drogarse, y luego entrar sin permiso en sus oquedades. Una vez en la burbuja nebulosa de los viajes fantásticos no había manera de oponer resistencia.

Había permisos y premios, y también para él. Se los fue ganando a fuerza de puñetazos y patadas. De decirle sí al jefe, que era el licenciado. Lo enseñaron a delinquir y a pasar las líneas de las drogas. Le pusieron de apodo el demonio. Cuando el tío fue por él le dijeron que estaba mucho mejor. Pero no lo vio. Dónde anda. Es que fue a comprar comida y a botear en los cruceros. Pero va muy bien, pronto estará totalmente recuperado. El tío se fue, aliviado por las buenas nuevas pero no del todo convencido: no haberlo visto le dejó amarga la boca.

Ninguno como él. Les decía el licenciado tráiganme al demonio y se lo llevaban. Era bueno para los golpes y para cumplir las órdenes. Un samurái de los enervantes y las luchas callejeras. Puma de alcantarillas. El demonio llegaba y paspas. La víctima no se levantaba en días. Un premio para él. Sabía que podía saborear la droga que quisiera, y también a las recluidas en el área contigua. Se sumergió en las arenas movedizas del placer, de los viajes en globo y del paseo por las nubes oscuras de los sótanos. Sonrió y babeó. Y así quedó, esparcido en el piso, con viscosidades en la boca. Inerme. Cuando fueron por él para aplicar otra bola negra, el licenciado dijo ni modo. Era mi preferido. Y gritó bola negra.

----------------------------------------------------------
Este me ha llamado la atención por el hecho que en algún momento me imaginaba era todo un hito cumplir la edad de Cristo, cuando terminó crucificado.

33 años

13 marzo, 2017 por Javier Valdez

En su cumpleaños, la familia le hizo un pastel y algo de comida para sus amigos del barrio y de la escuela. Doce años. Pastel de chocolate, refrescos, palomitas, papas de la Sabritas, pizza y rolas de Shakira. Un punto negro, una horadación, en esa semilla que ya era su vida lo hizo decir que sí a uno de sus vecinos: en la parte de atrás de la casa le ofreció un toque de cigarro de mariguana.

Agarró el churro y le pegó hondo. Se quedó quieto, en silencio, mirando a la nada. Y dijo esto es mágico. Regresó a la fiesta de su cumple y se sintió flotando. Entre la música, el griterío y la comida, nadie se percató que él andaba bien pacheco. Pronto le entró a las metanfetaminas y de ahí el brinco fue fácil para esnifar cocaína.

Su madre le dijo al padre. Bajó sus calificaciones y terminó en la calle, en lugar de la escuela. No quisieron regañarlo. Les molestaba el qué dirán. Sin preguntarle, lo metieron a un centro de rehabilitación, pero fue peor. De la prepa saltó sin red al posgrado en drogas e ilícitos.

No tardó mucho en ingresar al penal. Asaltos y robos, habían sido sus delitos más constantes. Una que otra riña o alteración del orden público: las suelas gastadas, tallando el pavimento y encharcándose en el fango, el polvo en las pestañas y en esa mirada fija, de ojos volteados que no reaccionan, los brazos flacos de sus senderos sórdidos, los pies a rastras pero sin surcar, la sangre al estilo Pollock en su piel y en la camisa.

Ingresó por robos y luego repitió por secuestro. En el penal primero fueron tres años, luego cinco y después entraba y salía como quien viaja y regresa a su vecindario. A veces iba a casa, con su madre. Sentado en un sillón, su conciencia no alcanzaba para sostener una conversación con ella o hermanos. Eran los restos, lo que quedaba de ese chapuzón temprano en las arenas movedizas de la perdición.

Una noche recibieron la llamada. Esos ring que se esperan siempre ya tarde o de madrugada. Esperar, esperando que no lleguen al teléfono de la recámara. Lo persiguieron en carro y luego a pie. Lo corretearon por calles y callejones. Primero a golpes, tablazos, cadenazos. Trescientos metros entre los recovecos del arroyo, abajo del puente, en medio del bledal, a machetazos. Qué importa si fue una deuda, un pleito pendiente. Le tiraban y tiraban y seguro estaban de que le daban, pero él seguía: se agachaba, se hacía a los lados, caminaba y corría como rengo y luego se recuperaba y de nuevo tomaba velocidad y de nuevo tras él, y a ratos se les perdía.

Le dieron machetazos y tres balazos para que no se levante más. En las bolsas del pantalón encontraron su credencial y un número de teléfono anotado en un papel viejo, con tinta borrosa: mamá.

martes, mayo 16, 2017

¿La decadencia?

Es irónico mientras algunos tienen que callar por la exclavitud de las balas, otros deben hacerlo por el día a día cotidiano, mas no es equiparable así que debo excusarme por tan pésimo inicio. En estos días cubriendo un poco algunas cuestiones de mi jefe y por mera coincidencia el surgimiento de uno que otro bug no he tenido respiro. Debo confesar que muchas veces me viene a la mente lo que en algún lugar leí sobre que la mayoría de los desarrolladores se creen un fraude frente a sus capacidades, en mi caso siempre me pasa eso por la mente y ahora que he debido hablar inglés, más allá del coloquial y del día a día por vivir en un país angloparlante, me siente en algún momento un fraude o no capaz.

En este respiro del trabajo y leyendo el libro de las caras me he topado con terribles noticias, sin embargo como un ejemplo, de muchos otros que debo confesar he seguido como la creación de esta bitácora, de hacer algo en contra de esa decadencia que azota las tierras del Anahuac, una vez más dicha persona es un ejemplo de hacer algo por evitar esa decadencia o paliarla: trabajo fotografico gratis para ongs.

De todos los fotógrafos coetáneos que conozco, siempre me ha sorprendido, quizás como contaba Roberto, en reflexión de personas con las que alguna vez uno convivió o cruzó caminos, prefiero sacar su ejemplo a el de cierto pugilista que anda en camionetas lujosas en un país donde hay una terrible pobreza. Diré y aclaro es cuestión de enfoques y valores, estos últimos algo muy necesario para estos tiempos en que la patria merma y pese a que muchos ya no vivimos por completo ahí, nuestras madres, padres, hijos, hermanos, amigos siguen ahí y será nuestra realidad, aún cuando obtengamos otra nacionalidad.

La cuestión es saber cómo puede uno contribuir a evitar o paliar esa decadencia, debe reflexionar y pensar algo... por lo pronto al menos estar informado y mostrar repudio al asesinato de aquellos que son los que hacen evidente: "el aguas wey, el país se lo está cargando la chingada".

----Actualización----

Quizás valga la pena leer esto y esto para entender el problema al que uno se enfrenta y las consecuencias.

lunes, mayo 08, 2017

Una rana saltarina

Justo este fin mientras bebía mocha y roibos expreso, una niña se acercó a la mesa compartida, su piel de ébano y sus ojos grandes, sin duda en esta etapa de mi existencia fluye el instinto paternal y recordé que el primer origami que hice en mi vida: la rana que salta, aquí os dejo un tutorial.


jueves, mayo 04, 2017

L'Euridice

Pocas veces he escuchado óperas de inicios del siglo xvii, quizás la más notoria es la de Claudio Monteverdi: L'Orfeo y justo en ese navegar di con una muy interesante de Giulio Caccini: L'Euridice.


miércoles, mayo 03, 2017

Buscando encontrarás

Conciertos para dos clavecines por Antonio Soler

El padre Antonio Soler es conocido por su fandango y otra composiciones muy al estilo español, obviamente. Justo divagando en la red me acabo de topar con un interesante disco.



Clavecín composiciones de Francesco Durante y Alessandro Scarlatti

En el divagar de la existencia, cuan internauta a merced de las ondas acusticas terminé con unas obras para clavecín compuestas por Francesco Durante y Alessandro Scarlatti.




Curiosamente Alessandro Scarlatti fue el padre del famoso clavecinista Domenico Scarlatti. Sobre como fluye mi existencia, debo deciros que de nuevo la boca me vuelve a traicionar y mostrar lo peor de mi: la desidia, una vez más me enfrento a una pérdida de calidad de vida por no asistir al dentista, sólo espero aguantar lo suficiente hasta pisar el valle del Anahuac, pues en el lar de los jardines congelados el dentista es muy caro.

martes, mayo 02, 2017

Pierre Hantäi en youtube

Tal y como siempre sucede, es decir divagando me encontré con el canal de Pierre Hantäi así que comparto alguno de sus videos donde se puede observar al maestro tañendo el clavecín.






lunes, mayo 01, 2017

Un poco de Fasch y arreglando esta bitácora

Esta bitácora ha atravesado un tercio de mi existencia, así que débole una buena arreglada en etiquetas, una de las cosas que hice fue agregar a los autores por su nombre completo y en el truje de hacerlo me di cuenta que no hay mucho de Johann Friedrich Fasch, así que os comparto la rola que escucho mientras escribo esta somera entrada.


domingo, abril 30, 2017

Waves-lets

Parte de la rutina que todos los seres humanos poseemos, una de tantas que atesoro es la de ir con "special one" los domingos a beber café en la avenidad 17 sur en Calgary. Este lugar es curioso y étnico en cierta manera, pues por mucho que se hable de integración y multiculturalidad, es un hecho que los humanos adoramos converger a cúmulos, así en esta ciudad de los jardines congelados si bien hay de todo tipo de etnias en el Waves de la 17 abundan los negros que pareciera son de alguna parte de medio oriente o del norte de Africa, aunque quizás por su manera de vestir pareciera que son inmigrantes del centro del país de las pirámides. Menos común es encontrar esta etnias y más etnias sajonas en Kensington, que es el área hipster de Calgary, en cafés como Ground coffe y Second cup. Si me preguntan cuál es mi lugar favorito diría que ambos, pues ambos tienen café intenso, aunque Ground coffe tiene un excelente cuadrado de chocolate. Otra cuestión interesante es saber que la sobremesa es más de etnias provenientes de lares cálidos, que de lados fríos donde pareciera que no pueden estar tranquilos disfrutando un café y platicando. Esa es la rutina de todo domingo en la ciudad de los jardines congelados y dado el exceso de tiempo libre con un inverso proporcional a la cantidad de amigos aprovecho para avanzar en el curso de Coursera del momento y divagar, por no decir pendejear, en el libro de las caras. Justo veía la imagen del Cheque sobre mandalas y otros teselaciones en el plano y se me ocurrió compartir un video interesente sobre arte matemático.




miércoles, abril 26, 2017

The legend of Zelda, Link's adventure

Por cierto se me olvidaba compartirles el ost de la segunda entrega del juego para NES.


Kirby's adventure

Por alguna razón en el camión me acordé de Zelda: Link's adventure y busqué el ost, una vez en ese guateque me acordé de uno de mis juegos favoritos para el NES: Kirby's adventure y no tarde, ni mucho menos perezoso busqué el OST, el cual comparto con ustedes, queridos 3 lectores. Debo de confesarles que uno de mis mundos favoritos era Orange ocean por los colores naranjas.


viernes, abril 14, 2017

Yume o de nuevo a Calgary

Hasta ahora me entero que quien encarnó o interpretó a Van Gogh fue Martin Scorsese y como en dicho sueño que trata sobre un sueño, así parto de nuevo a tierras boreales persiguiendo uno de tantos sueños y que no es en sí el hecho de ir a tal lugar, sino el viaje y con quien comparto dicho travesía.


Yume (Dreams) - Cuervos from abZurdo on Vimeo.

miércoles, abril 12, 2017

Mexicana belleza

La neta estoy conmovido por el ojo del fotógrafo Dorian López Macías, quien capta unos impresionantes retratos de la cotidianeidad Mexicana, una belleza única y que desafortunadamente, yo diría afortunadamente, los medios tradicionales pocas veces prestan atención.
































El jardín de los deleites

En esta época moderna pareciese que hace falta un jardín de los deleites, interesante disco donde se mezclan obras polifónicas de Hildegarda von Bingen y Herrade von Landsberg. Me llama la atención que dicha enciclopedia pictórica del siglo XII muestre la lucha entre el vicio y la virtud, algo que en nuestro país y en el mundo está más presente que nunca.


sábado, abril 08, 2017

Que saudade do meu Maranhão

El mítico capoeirista Mestre Toni Vargas anda en el chilango y en el candor de tal visita una amiga capoeirista compartió un interesante video, cosa que yo hago también.

Que saudade do meu Maranhão - Mestre Boca Rica e Mestre Toni Vargas from Leo Avila on Vimeo.

viernes, abril 07, 2017

Pablo vs Saffog, la revancha


[Event "Pablo-Saffog"] [White "Pablo"] [Black "Saffog"] [Site "Yuba"] [Result "0–0"] [Date "2017.04.07"] [WhiteElo "0"] [BlackElo "0"] 1. e4 e5 2. Bb5 g6 3. d3 Bg7 4. Bg5 Nf6 5. Nf3 c6

miércoles, abril 05, 2017

Saffog vs Pablo


[Event "Saffog-Pablo"] [White "Saffog"] [Black "Pablo"] [Site "Yuba"] [Result "0–0"] [Date "2017.04.05"] [WhiteElo "0"] [BlackElo "0"] 1. e4 e5 2. Bb5 a6 3. Ba4 Nc6 4. a3 Nf6 5. Nc3 Bc5 6. Nh3 Ng4 7. Qxg4 d6 8. Qxg7 Rf8 9. d3 Be6 10. Bg5 Qd7 11. Nd5 h6 12. Nf6+ Ke7 13. Nh7+ Ke8 14. Qf8#


Una semana atrás decidí comprobar los beneficios fisioterapéuticos de un colega capoeirista, la lejanía de su consultorio me había hecho desistir, sin embargo el dolor y la disminución del entrenamiento pudieron más, así que dicho sábado por la mañana abordé la limosina alargada y emprendí el viaje al oriente de la ciudad de los palacios. Tenía muchísimo tiempo de poner pié por dichos lares y en algún momento me sentí nostálgico de cuando iba a entrenar con los tornados de la UAM-I todos los sábados, ya que en albores del 2006 emprendía el viaje en mi nave surcando todo eje 6 hasta llegar más allá de la central de abastos. El entrenamiento era una friega, pero valía la pena, pues en tal momento fue cuando mi cuerpo se sintió más sano que nunca y más esbelto. La terapia fue interesante, básicamente fue una terapia de choque, en palabras de Pablo. Y es que no es de Dios dejarse consentir con agua caliente para luego meter de lleno la pierna en agua con hielos. He de confesar que fui un chillón ya que tuve que hacerlo en intervalos de 30 segundos en lugar del minuto y medio que solicitó el terapeuta. Una vez terminado dicho choque comenzó el masaje terapéutico para romper los nudos, contracturas, derivados de la fascitis que surcando una especie de vía afectó mi tendón de Aquiles y los gemelos de mis chamorros.

Ya en otra ocasión he hablado de ese malestar que pareciera había desaparecido pisando tierras mexicanas y que me queda de recuerdo de haber hecho senderismo con el zapato inadecuado en tierras boreales y el exceso de entrenamiento con Axé capoeira. Si tienen algún problema con su cuerpo, sus músculos, no esperen a que este se vuelva una piedra y arruine otros miembros consulten a su terapeuta favorito y si no tienen contacten a Pablo Guzmán.

jueves, marzo 30, 2017

Concierto para dos clavecines de Krebs y la vida a finales de Marzo

Curioso performance, qué mejor que disfrutar un buen concierto de clavecín y más si son dos.




No os he contado sobre el fin de semana que acaeció. No dejan de ser los últimos días que disfrute el calor y el sol primaveral en tierras del Anahuac para partir a la fría Calgary, los contrastes y la corrupción que enfrentamos como país son el día a día y siempre que pienso en ello me pone no tan de buen humor. Acompañando a Cuevas por sus patines fui al forum Buenavista, lugar donde otrora fuera la terminal de los trenes que llevaban a diversas partes del país y que ahora funge como un centro comercial y una pinchurrienta línea de tren suburbano al estado de México, cuando es bien sabido que el estado de México en su área conurbada es enorme. El paradigma de la razón económica ante todo tipo de razón, si eres jodido en México te jodes, así de llano y simple. ¿No debería haber más líneas que llevasen a distintos puntos del estado de México, pero no olvidemos que ha sido un estado manejado por priistas desde décadas, un estado plagado de corrupción, asesinatos y lo peor que pueda existir en la sociedad mexicana. Luego subiendo para llegar a la tienda de patines contemplo la hermosa vista de la ciudad, el monumento a la revolución y otros edificios coronados con nubes azules y grisaceas. Hasta este párrafo más puntos negativos, de nuevo la razón neoliberal sobre todo, como una especie de religión suprema. El mirador que otrora albergara el área de comida rápida, ahora es parte de Fábricas de Francia y el área de comida en el rincón más oscuro. Más allá de si es o no neoliberal es falto de dignidad de los mismos clientes de dicha plaza. Sólo los privilegiados compradores de fábricas de Francia tienen derecho a un mirador, ustedes rupestres merecen un vil hoyo oscuro como su vida. De las nubes grisaceas es la falta de empatía de la elite que gobierna con la realidad de una ciudad o mejor dicho de una megalópolis: contaminación y más contaminación, días grises, días donde te jodes a respirar porquería, ya que no hay suficiente transporte público limpio y eso lleva a otro problema la crisis de movilidad.

Caminando de regreso al lugar que ha sido mi hogar temporal me topo con un desarrollo inmobiliario y donde otrora fuese una enorme casa Porfiriana o prePorfiriana ahora queda la fachada y el proyecto promete tres torres de departamentos hacinados. ¿Acaso no se podía sacrificar una torre por unas jardineras con bambús en medio de las dos torres y la fachada? Ya ni soñar con que se sacrificaran dos torres por un jardin interior como los jardines de los conventos. ¿En serio, es neto que hemos progresado como sociedad? De nuevo pareciera una constante la razón económica sobre cualquier otra razón. Leí en un artículo de Horizonte que en esta époco vivimos una especie de tienda de raya en manos de los señores banqueros, una especie de servilismo medieval moderno, donde el siervo debe una cantidad impagable: Dos millones y medio por una hacinada choza moderna, mientras el Señor, Lord o Don vive en su castillo moderno llámese torre Bancomer o cualquier otra torre.

Sin duda un sinfín de retos que enfrentaré cuando regrese a tierras Mexicanas de nuevo, pues ni modo que viva en la calle o todo lo vea con una ridícula alegría, si bueno nos quitaron el mirador, pero hay una nueva tienda. Vivo en mi huevo, pero pago mantenimiento de rico, ergo soy rico, bueno hay transporte público, pero viajo cómodamente una ruta de 5 km en dos horas. No hay agua, pero el mantenimiento de rico que pago en mi huevo nos provee una pipa.

¡Basofia moderna que claramente muestra la decadencia de nuestra época!

domingo, marzo 26, 2017

Krebs o el alumno de Bach

En el divagar de la red di con el alumno de Bach: Johann Ludwig Krebs así que comparto uno de los primeros cuadros musicales que endulzaron mis neuronas auditivas.


sábado, marzo 25, 2017

Sonatas para viola y clavecín de J.S. Bach

Quiero dejar plasmada en esta bitácora los diversos cuadros musicales que me topo en la semana trabajando y una de ellos es este de clavecín y viola.


viernes, marzo 24, 2017

Expresiones regulares y matemáticas para ciencia de la computación

He de ser sincero y la flojera es un recurso para bien, pues a nadie en sus cabales le gusta estar reemplazando cadenas de caracteres manualmente y es ahí donde entran en juego las expresiones regulares, así que les comparto una liga con un tutorial interesante: regexone.com

Y ya encarrerados les comparto una buena liga de microsiervos sobre matemáticas para informáticos

Un poco de Bach para este fin de semana

Jean Rondeau y su curiosa apariencia nos muestra su maestría con el clavecín


Sequía o sobre los últimos días del tercer mes de este año impar

Valga que esta bitácora sea una especie de terapeuta digital, ayer un chaval de la oficina me halagó mencionando que me parecía a Nathan de la película ex machina, favor que me hace, sin duda por la barba, las cejas y el corte pelón, quizás también por que tengo casi la misma edad que Oscar Isaac, actor que interpreta a Nathan, pero hasta ahí. No soy dueño de una empresa de inteligencia artificial, ni mucho menos tengo el físico de dicho actor. -Nota personal, ir al gimnasio para tener algo cercano a ese cuerpo del actor-. A qué iba a todo esto, a que en estos días siendo sincero con uds. me siento un poco frustrado, si bien las mieles del matrimonio me han asentado chévere, no esa especie de ansiedad sexual, me he vuelto ligeramente aficionado a entretenerme con non-sacras imágenes para liberar tensión o distracción. Sí, sé que rara vez soy tan sincero de asuntos tan privados en esta bitácora, pero esa es la realidad en este momento. La indefinición de mi special one respecto al culmen de su doctorado, la volatilidad de los bienes inmuebles en la otrora ciudad de los palacios, ahora la peor ciudad para vivir: contaminación, altos costes y un sinfín de males que quienes hemos vivido de años nos hemos dado cuenta de su detrimento y no es que me invente algo, pero piensen en los distintos paseos arbolados de esta muy noble y muy leal ciudad, la mayoría están mal cuidados, el agua escasea, las inmobiliarias revientan la marrana construyendo como si su vida tratase de ello, sin orden, sin importar que vaya a pasar en un futuro. ¡Carajo! Todas esas cuestiones me ponen tenso y en cierta forma extraño tener la edad del chaval que me halagó, como una especie de volver a empezar en otro lado o momento, pero heme realista y esos pensamientos son meras ipsaciones que en exceso terminan moliendo la cabeza. ¡Ambas, aclararía alguien! Sí ambas por experiencia lo digo.

Sobre los proyectos laborales, debo decir que precio la situación, aunque desearía estar con los pies mejor parado, pero unas por otras Alejandro, unas por otras. Y es que si hablo de mi pié, el izquierdo me ha traicionado y mermado mi desempeño capoeirista: la fascia, el tendon y el gemelo. Nada que me imposibilite caminar o correr, pero es esa cercanía con el cuarto piso traducido a una especie de temor lo que jode el asunto. Retomando el aspecto laboral en algunos meses cumpliré 13 años trabajando para el proyecto Inffinix ahora Equifax, sin duda alcancé una especie de punto de convergencia, quisiera dedicarme más a proyectos de ciencia de datos, pero la papa es la papa y sobre volver a sufrir hambre creo que soy muy conservador respecto al riesgo.

No sé que pinte este año propiamente, solo sé que quiero ponerme mamado, disfrutar la vida y viajar un poco más.

lunes, marzo 20, 2017

Arsilda

Como la mayoría de las sorpresas en esta existencia, siempre la inesperada es la mejor, y surfeando en la subred de youtube me encontré con esta hermosa ópera de Vivaldi.


viernes, marzo 03, 2017

Concierto de Bach para 4 clavecines

La semana agoniza o termina y el viento de la ligera incertidumbre sopla, ya llevo mucho tiempo en tierras mexicanas, me susurra y sueño con Calgary, incluso detento cierta incomodidad con mi roomie-amigo, pues a diferencia de otras ocasiones con otros roomies, el hecho de que no pague renta me hace sentir en una especie de favor que no se si converge a un abuso o no. La siguiente semana parece ser que habrá algo llamado "town hall" en la oficina, pues el viejo lobo de mar de Inffinix se ha retirado, como lo mencioné hace algunos meses, y pareciera que vienen cambios como era de esperarse. He vuelto a escuchar la música para cuatro clavecines recordándome la delicia que es para mis oidos y que siempre uno estará en cierta forma atado a sus origenes y a sus gustos que sempiternos se forman en las edades de la inocencia.


En el concierto que es la vida, las sutilezas deben ser síncronas, pues en caso contrario se corre el riesgo de la no-armonía, así este concierto me recuerda la belleza y la sincronía que uno debe de fluir.




Platicando con el buen elementor me ha confesado que ahora entendía mi mirada perdida, el encierro al cual a veces recurro para reflexionar, observo otras existencias como explícole y quisiera meramente vivir como el hombre de las cavernas Guu, pero la realidad converge más a Daichi-Taiyo.

Justo IT Crowd me hace sorna a tal actitud mía.


miércoles, marzo 01, 2017

Barry Lyndon

Uno de mis pocos referentes culturales en el cine es precisamente el trabajo de Stanley Kubrick, la historia se remonta casi dos décadas atrás -impresionante ya casi 20 años- cuando era un puberto que estudiaba la licenciatura en matemáticas aplicadas en el ITAM. Recuerdo que alguna de las planillas en su ámbito cultural había organizado un ciclo de cine de Kubrick, como buen universitario aproveché esos tiempos que quedan entre clases para ir a ver la Naranja mecánica y Lolita, sorprendiéndome la estética y la música, particularmente de la primera. Alex todo un melómano, como pensaba que era yo, respecto al gran Beethoven, en mi caso Scarlatti y Bach, dirigiendo a su banda de compinches, sin duda un estilo de cine que no había visto antes. Cuando vi la película de Lolita recuerdo haber ido o sentádome junto con Fosh y Yaroslav, quienes en su confidencia de pertenecer a una especie de hermandad "gringa" aprovecharon para hacerme broma de que me estaba tapando una erección por el mero hecho de tener mi chamarra encima del paquete y es que la película tenía una alta temática sexual, no por algo la palabra "Lolita" hace referencia a una adolescente altamente sensual y a la vez inocente. Así que ahora que lo reflexiono quienes se proyectaron fueron Yaroslav y el Fosh. Y como ipsación neuronal, liberando una lefa de neuroconectores, me viene a la mente otra anécdota que viví con el Fosh cuando eramos púberes de secundaria en el instituto México: La famosa práctica de biología, donde tendríamos que observar espermatozoides. En aquel entonces era obvio que la mayoría ya había recurrido a aquella práctica donde uno libera sus espermatozoides, pero nadie quería aceptarlo, bueno al menos eso creía yo, y llevar su propio semen y quien me recordó la pena de la práctica próxima fue el Fosh, ya que por alguna razón se me quedó muy grabada la imagen de ese cabrón sentado en un escalón del patio con su short de deporte, quien me preguntó si yo iba a ser el "donador" para dicha práctica.

Como os decía este fin de semana en una especie de maratón, aunque solo fueron dos películas, junto con el "special one" disfruté Moonlight y Barry Lyndon. De la primera a estas fechas sabemos que ganó el óscar a la mejor película dejando a La la land en una especie de ridículo, pues al inicio fue nombrada dicha película y posteriormente resultó haber sido un error. La temática de Moonlight me sorprendió, pues para ser una película Hollywoodense abordar afroamericanos y homosexualidad me parece casi un tabú y no por el tema en sí, sino para Hollywood en particular, así que en cierta manera me da bastante gusto que la película que habla sobre Chiron saliese victoriosa al menos en ese reconocimiento. Sobre Barry Lyndon es una película que me sorprendió, para muchos podría ser una película lenta, pero para mi fue un deleite, pues me parece un retrato con bastante licencia del siglo XVIII, del cual soy fan, la fotografía fue excelsa, así como la música, pero que puedo deciros si hay avezados en el tema: el-parnasillo.com/barrylyndon.htm

También encontré la banda sonora de dicha película por si la quieren escuchar.


viernes, febrero 24, 2017

Azuma Kabuki

Confieso que una de mis debilidades es la música japonesa y en particular en esta semana llena de trabajo y adecuaciones a la nueva computadora MSI que compré en sustitución de la LENOVO que se quemó por un juego tan simple como Skyrim. Como decía les comparto este video musical.


Orfeo y Eurídice

En estos momentos en los cuales la semana laboral languidece por no decir muere, recopilando en esta bitácora todo lo que he escuchado en la semana para de alguna manera tener constancia me topo con una serendipia sobre Gluck y una de mis versiones favoritas de Orfeo y Eurídice, curiosamente muy a la par en el momento en que hace aparición mi "special one".




Como saben me gustan las óperas casi clásicas que aún incluyen en la instrumentación el clavecín. Desde esta bitácora les desea un exclente fin de semana.

miércoles, febrero 22, 2017

La niña de los fósforos

Hoy ha sido un día cargado de emociones yendo desde la frustración por el gobierno que dirige México, el hecho de tener que pagar impuestos a esos imberbes corruptos me molesta; pasando por intentar paliar dicha frustración con música, aunado a la inmensa carga de trabajo, posteriormente la necesidad de liberar serotonina emulando a uno de los Silenos de la crátera de Lydos. Finalmente la tristeza de recordar uno de los cuentos que leía cuando era niño: La niña de los fósforos y en parte por que me sigue sorprendiendo, bueno no en realidad, noticias como el funeral de la niña encobijada.

Quizás el video les ayude a pensar en qué han hecho para evitar siga sucediendo este tipo de cosas casi 200 años después.




Kimio Eto

Tengo una insospechada atracción a la música del Koto, quizás por ser cuerdas.


Orgullo itamita

El "orgullo" itamita, me niego a aceptar a este cabrón como un representante del ITAM.


martes, febrero 21, 2017

viernes, febrero 10, 2017

She-ra

No recuerdo haber visto dicha película, pero si recuerdo la música de dicha serie.


Les Indes Galantes

Antes de que tenga que compilar y cerrar mi navegador, comparto con uds. esta curiosa versión de las Indias Galantes de Rameau. Había leído en alguna otra bitácora o página que dicha producción era escandalosa por el hecho de que al inicio había franco desnudo, personalmente creo que nada alejado de la realidad, es decir en lo absoluto se me hace escandalosa, el cuerpo humano, de hombre o mujer, es hermoso y más si este es de un bailarín.


jueves, febrero 09, 2017

Floating point

Según mi tocayo irónicamente la música que tocan es analógica, cuando a luces el punto flotante es una manera de representar los reales como aproximaciones racionales.


Scherza infida o sobre Ariodante

Una de mis óperas favoritas de Händel es la de Ariodante y mientras trabajaba escuchaba a Philippe Jaroussky, quien canta una de las famosas arias de dicha obra.



Si quieren ver y escuchar la ópera completa también les comparto un video interesante.

viernes, febrero 03, 2017

BWV 565 y BWV 538

Siempre he sentido fascinación por la tocata y fuga en re menor, además de muchas otras obras del gran Bach, revisando mi bitácora hace un año hablaba de tal: tocata-y-fuga-en-re-menor-bwv-565.

BWV 565





La anécdota si vale la pena mencionarla o tienen curiosidad es que cuando tenía 5 años y mis padres salían y me dejaban solo, sí en los ochentas era común dejar a los niños solos y eso me incluía a mi y mi hermana, me gustaba poner un casette que en ese momento pensaba que era de la actriz Bach en el modular de mi papá, los niños siempre sabrán estar a un paso adelante con respecto a sus progéneres en la tecnología, y ponía dicho casette a todo volumen. La casa donde vivía era una casa grande con una impresionante acústica así que me ensoñaba escuchando tal música para órgano.

BWV 538





viernes, enero 27, 2017

Descansa...

O choruscans lux stellarum,
o splendidissima specialis forma
regalium nuptiarum,
o fulgens gemma,
tu es ornata in alta persona,
quae non habet maculatam rugam.

Tu es etiam socia Angelorum
et civis sanctorum.

Fuge, fuge speluncam antiqui perditoris,
et veniens veni in palatium Regis.