martes, diciembre 13, 2016

Los sin afinar

El día de la virgen que según algunos tiene apendejados a los mexicanos, según otros es un jugoso negocio, otros tantos más es todo un símbolo, Tonatzin, no deja de ser excepción y los vecinos barrio del lar que amablemente me ofrecen asilo temporal tienen la costumbre de festejar su fervor con música a todo volumen, líbares y la bien medita misa.
Debo de confesar que no todo fue estridencia molesta, alguna fue estridencia guapachosa y en particular me gustó la cumbia Huayayay, investigando un poco al parecer esta cumbia está basada en un huayno cantado por los Kjarkas, naturalmente dado mi gusto por la música antigua preferí el huayno a la cumbia y pongo los dos videos para que uds decidan.




No hay comentarios.: