jueves, agosto 04, 2016

Inicia el mes del estío y en el que al final me hago un año más grande

El albor del séptimo mes y del mes del estío por excelencia empieza con Vivaldi, aún cuando he visto llorar a mi pequeña hermana a costa de las víboras y la sangre me hierve le lejanía y el sinsentido, aunado a las tierras boreales me dejan tan solo como mera figura de apoyo y sonrisa. Ojalá puedan endulzar sus oidos, pese a la putrefacción que las víboras con quien hay que pelear los 4 ladrillos lastimen v. timpanos.


No hay comentarios.: