jueves, mayo 28, 2015

La avaricia nos está llevando al hoyo

Me topé con un comentario bastante atinado, ahora que he vivido en otra realidad me sorprende lo alejado que estamos de un estado que se preocupe por sus ciudadanos, estamos en un estado capturado por una turba de bandidos. Por ejemplo Banff es un pueblo mágico, por poner un referente, de las rocayosas Canadienses en donde sólo los descendientes de dicho pueblo pueden comprar casas, precisamente para proteger a la comunidad de la avaricia de foráneos que pudieran cambiar el mapa demográfico de Banff, otra cosa que me sorprende es que los parques nacionales no permiten hoteles y si llegaran a tener uno que otro dichos hoteles no están facultados para restringir el paso a los caminos y veredas que llevan a disfrutar diversas locaciones de las montañas. Sin duda los paisajes son hermosos y muchos darían mucho dinero por tener su chalet o su casa en las montañas, sin embargo hay un sentido de comunidad donde esos paisajes deben ser para el disfrute de todos. Viendo el artículo de Proceso, No hay playas para ti Mexicano jodido, me topo con un comentario muy atinado:

Hace unos meses visité la zona de Cancún, pero esta vez intenté hacer un recorrido como el que había hecho unos 15 años atrás. En lugar de estacionarme en algún hotel o desarrollo hotelero, pretendí visitar zonas arqueológicas, cenotes, y playas vírgenes, lugares que solo en el recuerdo y con el testimonio de algunas fotografías de esa época aún conservo,...., pero me encontré con la triste novedad que un sinfín de lugares que había conocido como vírgenes y de acceso público, ahora estaban convertidos en parques recreativos "agringados" o en el mejor de los casos, eran de paga, obvio, propiedad de particulares extranjeros, pero mi sorpresa fue mayor al descubrir que muchas de las playas que había recorrido y conocido como playas vírgenes, ahora pertenecían a un "Resort". Uno de los casos más extremos que me tocó experimentar con tristeza, fue intentar visitar un sitio que se conocía como Playa Mujeres (no Isla Mujeres), que cuando lo conocí, se trataba de una punta de tierra rodeada de agua casi por completo que subía y bajaba el nivel del agua, formando pantanos por una parte y hermosas playas de arena blanca por otra parte, formando extraños y hermosísimos panoramas en diferentes épocas del año, desde luego en aquella época era un lugar público, pues resulta que en la última visita, ya no pude entrar a este lugar que aparece todavía en los mapas de hace uno o dos años, ya que se había convertido en un exclusivo Resort de condominios de super lujo, con vigilancia que impide el acceso a toda persona que no pertenezca al lugar. Situación que se replicó una y otra vez a lo largo de toda la autopista Cancún-Tulúm.

Me lleno de tanta desilusión ver como Kilómetros y Kilómetros de costa ahora resultaba imposible visitar a menos que uno fuera a hospedarse en alguno de los desarrollos, o bien, a menos que fuera propietario y en el mínimo de los casos "socio" de alguno de estos lugares.

Para quienes piensen que por tener una membresía, o poder pagar cada año una estancia en alguno de estos lugares que nos han sido arrebatados, no crean que el daño no les alcanza, les puedo asegurar que ni aún en todo el resto de sus vidas, jamás podrán ver ni experimentar la belleza, el encanto y febril deseo de aventura que experimenté en tan solo 2 semanas que en aquella época destiné para hacer uno de los recorridos más fascinantes de toda mi vida, internándome en lugares exóticos e inexplorados, aspirando el olor de la selva, descubriendo en cada rincón en cada entrada de mar, un magnífico lugar para practicar el snorqueleo, caminatas interminables por la selva con la expectativa de no saber que encontrar, ....., experiencias que por desgracia jamás podré volver a vivir.

Que pena que la avaricia, el hambre desmedida de un puñado de traidores de este país esté acabando con otra más de nuestras riquezas. Todo esto me hace pensar que quienes padecen de este mal, quienes de muchas formas venden el país para acrecentar su efímero poder y su miserable riqueza, piensan que junto con esta riqueza y todo ese poder también podrán ser inmortales gozando de todos los bienes mal habidos, estúpidamente piensan que con eso les alcanzará para comprar una vida eterna,...., lo único que lograrán es asegurar su paso a la inmortalidad como traidores que vendieron otra parte de un país que no les pertenece.

Que la historia los juzgue como a todos los demás traidores y que infierno se encargue de Ustedes.

Sin duda esos lugares como ha pasado con Cancún terminarán decayendo y perderán su invaluable hermosura. Estúpidos...

No hay comentarios.: