lunes, febrero 23, 2015

Ingo y amigos

Pareciera que la saudade empieza a fluir ligeramente, en este viaje de retorno a los lares que me vieron crecer me queda claro que la familia y las amistades son algo invaluable, antes de dormir platicaba con un amigo y aunque no coincido con él de lleno, sí en gran parte con el hecho de que el amor a esas personas es una de las ataduras a este mundo, quizás la más bella atadura. Gracias a vosotros que se tomaron un instante para que fluyera la sonrisa y otros sentimientos propios del ser humano.







Las fotos las tomé del sitio: http://www.ingoundelse.de/

No hay comentarios.: