miércoles, noviembre 05, 2014

Corregir el rumbo

Ayer regresando de comer en la biblioteca Taylor de la universidad de Calgary lar donde he tomado como oficina para trabajar en la entrada me topé con una liquidación de libros, mapas y partituras por 1 dólar o 50 centavos. Me llamó la atención unos libros de alguna colección de Timelife que hablaban del lejano oeste, uno en particular me atrajo y tenía por título: "Mexican war", lo compré con el dolar  que traía en el bolsillo y en parte la curiosidad se debió a que quería saber como narraban ese suceso los gringos. Para todos aquellos que no sepan en 1848 México cedió más de la mitad de su territorio a USA resultado de una guerra perdida y de un país que enarbolaba unas ansias terribles de expansión. En algún momento hojeando el libro me percaté de algunas fotos donde se exhibía el vestuario que usaba el presidente en turno, Santa Anna, y tal vestuario es más digno de un Emperador, que de un presidente de una república. Sin duda el famoso traidor a la patria había perdido la brújula y pese a su fracaso en la guerra con Texas fue elegido nuevamente y llevó al país a un peor fracaso.

Casi 180 años después los mexicanos pareciera que nos encanta premiar el fracaso y tras 70 años de un PRI, volvemos a premiarlos con la presidencia, lo irónico es que como hace 180 años tenemos de nuevo un presidente que se caracteriza por no tener los piés en la tierra y no actuar como presidente de la república, sino como un títere o emperadorsucho al servicio de muchos poderes fácticos que han perdido el norte. Pareciera que varios mexicanos están apoyando el #SiRenunciaPeña y quizás sería lo mejor para liberar la tension y mostrar que las cosas pueden cambiar de una manera racional y legal, pues lo que menos se quiere es una guerra o un levantamiento popular. No hablaré mucho sobre tal por qué Bigodao compartió un excelente artículo mucho mejor escrito de lo que yo pudiese hacer: emergencia nacional.

Curiosamente pareciera que me duele México y desde mis entrañas ha coincidido con una especie de necesidad de orinar, como una especie de angustia. También comparto a ustedes un video donde la senadora Layda Sansores razga las neuronas en su discuros, precisamente al hablar de lo que Ayotzinapa significa. Si quieren ver las tres posturas pueden checar: Responsabilizan senadores a EPN.


No hay comentarios.: