lunes, julio 07, 2014

No está presa nuestra mente, ni nuestras convicciones

No soy muy dado a pensar en mesias, sin embargo me queda claro que muchas personas pueden y son ejemplo para el resto de los humanos. La situación en el mundo y en el país puede a veces verse muy pesimista, sin embargo la vida sigue como un inquebrantable viento, pese a las barreras que el medio oponga el viento fluye. Hace unas pocas horas terminó la junta de todos los lunes de la empresa para la que trabajo y el Director puso una frase de Alejandro Magno o atribuida a tal, sin embargo prefiero mejor empezar la semana reflexionando la frase de una persona con muchos defectos tal vez, pero con varias virtudes, al menos al día de hoy, por algo la dictadura perfecta lo ha encerrado en la cárcel, pues su tibieza apocadora no puede evitar el soplo de la voluntad de Mireles.

“No voy a negociar nunca, no tengo nada que negociar en el derecho a la vida, agradezco mucho las muestras de apoyo y les pido que no nos rindamos porque se trata de un asunto de vida o muerte para todos los mexicanos, mi cuerpo está preso, pero no está presa mi mente, ni mis convicciones

José Manuel Mireles Valverde

Reflexiono un momento después de plasmar la frase y pienso que si será una pantalla de humo, pero luego sonrío y me digo el gobierno priista no necesita pantallas de humo, son tan cínicos que saben que harán lo que quieran. Están encumbrados en su podredumbre y sabén que el pueblo no hará nada, los ciudadanos no harán absolutamente nada, ni aún cuando en vida estén ultrajados lentamente y pensar que tengo que pagar mis impuestos para una sarta de imberbes. Para un estado que gobierna para unos particulares.


No hay comentarios.: