viernes, abril 25, 2014

Un instante en la existencia de Ross Capicchioni

La semana agoniza, coloquialmente claro, viene el fin de semana y hasta hace unas horas escuchaba al chuleta platicarme sobre la manera tan vil en como los coludidos con el negocio energético crean empresas fantasma para obtener licitaciones directas. Después de escuchar varias de sus historias, pues son parte de la investigación que realiza en su doctorado, me quedé con una sensación de asco y sin sentido. Sin embargo hasta hace unos minutos, la historia de este chavo y su lucha por sobrevivir que es algo característico de la vida en sí, me pone a reflexionar, quizás no como él, pero día a día vivimos la violencia de un entorno que busca arrebatarnos el don más preciado y como a él otros humanos se unen y ponen su grano de arena para que ese don se extienda y lo disfrutemos.

Aberrican Me | Ross Capicchioni pt.1 from Colin Kennedy on Vimeo.



A inicios de semana hablaba con Ana y el tema era la religión, muchos de ustedes saben que no soy  religioso, a veces pienso que soy ateo, mas no por ello implica que carezca de un sentimiento de agradecimiento, sin duda a cada uno de ustedes les debo una sonrisa o la vida misma, en el caso de mis padres, la alegría de un abrazo, la hermandad y el compadrazgo de la amistad. Su esfuerzo por pagarme cada quincena, proveerme de alimentos, sin duda al universo, independientemente de tener o no una religión, le debemos y hasta cierto punto viceversa.


Aberrican Me | Ross Capicchioni pt.2 from Colin Kennedy on Vimeo.

No hay comentarios.: