miércoles, abril 23, 2014

La mente y sus tretas

Entre muchas una consiste en despertarme a las 3, babeando la almohada y no conciliar el sueño, mas sí sentirme cansado, creo tengo sueño me dormiré, maguer debo confesar que de pronto me alucino y si mis orbes sus labios no despegan... una certeza: gracias por las sonrisas depositadas día a día, siempre me genera una mueca curva :) y la quietud vuelve con el sueño.

No hay comentarios.: