miércoles, agosto 21, 2013

Reencuentro

Me viniste tu lunar como siempre a la mente
con tu saltito de duende y sonrisa blanca
en un intento de celo, cómo Alejandro,
demonios, tu sonrisa me hace adorarte
demonios, causa explosiones, tú muy santa
sin embargo, confieso que si no pude amarte
por seguir literalmente la etimología
así como tú, ahora con Perceval galopo.

No hay comentarios.: