martes, marzo 19, 2013

Vive Latino


Por alguna lectura del blog de un regio "Dark", por el atuendo en mi forma simplista de ver las cosas para poder escribir sobre ellas; he estado reflexionando sobre el sistema que nos contiene. Este fin, particularmente el domingo, fui por primera vez al Vive Latino para festejar a mi roomie, quien iba a estar en dicho festival, y uno de sus amigos amablemente nos consiguió entradas como parte del Staff, evitando la pena de ser manoseado hasta la conciencia gracias a esos pases. Volviendo al tema de la reflexión que concierne a este martes con cara de lunes, el Vive es claro ejemplo de como el sistema nos puede embeber y seducir con diversas artimañas, ya sea con alcohol, comida, rock, en pocas palabras: pan y circo.

No quiero que se entienda mi publicación como un juicio sobre si algo es bueno o malo, simplemente piensen por un momento como un matemático que hay llevado sistemas dinámicos. Por hablar coloquialmente por que son dos cosas distintas: el modelo de ecuación diferencial entendido como sistema dinámico y el sistema social que vivimos en cierto periodo de tiempo. Pero no deja de ser intuitivo, un sistema tiene en general tiene puntos de atracción o de convergencia y puntos de divergencia, pensemos por ejemplo en la ilustración. Esta de alguna forma alteró la situación del momento moviendo el punto de su convergencia, llámese antigüo régimen, a otro punto que convergió a otro atractor.

Pues lo que he estado reflexionando es que muy bien lo dice Marx - intuitivamente habló de estructuras parecidas - "La historia sucede como tragedia y se repite como comedia". Es decir, el sistema estructuralmente encuentra formas de amansarnos, en su momento fueron las ideas de la ilustración, hace casi sesenta años fueron el rock, entonces cómo chingaos podemos hacer para evitar que la religión nos amanse nuevamente, pensando en lo que escribió a quien mencioné al inicio de este escrito. Suponiendo que puede haber otra estructura distinta a la cíclica. ¿Tiene sentido intentar buscar otro tipo de estructura?

Volviendo al Vive, salvo lo costoso de las bebidas y la comida, es interesante ver como tanta gente hace catarsis con el alcohol y llorar de emoción, es curioso ver como la música puede unirnos y como si fuese parte de nuestra genética nos hace entrar en ritmo. Personalmente no disfruté mucho a los Fabulosos Cadillac, pues no soy fan de su música, aunque sin duda soy más hijo de mi tiempo, que de mis padres, así que no pude mantenerme incólume ante ciertas rolas que reconocí, aunque no las conozco. Lo que si disfruté mucho fue la música de Nortec Collective, junto con sus desplegados de luces.

No hay comentarios.: