jueves, marzo 21, 2013

Sobre el susto e ipsaciones religiosas

«Cuando una persona sufre de una alucinación se le llama locura. Cuando muchas personas sufren de una alucinación se le llama religión.»
Una de las personas más cuerdas y que representan para mi un ateismo,
aunque el se declara agnostico, comprometido es Richard Dawkins. El hecho es que ayer en la mañana me desperté más temprano de lo normal, no obstante salí a la misma hora, pues me la pasé escuchando un poco de música y escuchando algunos de los videos de los diversos debates de Dawkins y su oratoria en las protestas -pensando en mejorar mi capacidad auditiva del inglés. Un día antes de ayer -anteayer para los cuates- en la madrugada estaba soñando que construi un árbol recursivo de papel para captar ideas sociológicas, sabía que era yo, pero en el sueño era una persona de piel oscura. De pronto al estar doblando el papel a la mitad, siguiendo un simple algoritmo, escuché en el sueño que caía una idea y al mismo tiempo desperté asustado, pues el que hubiese caido una idea coincidió con haber sentido un golpe a mi cama.

El pensamiento mágico no se hizo esperar y dado que mis roomies aseguran haber tenido encuentros con el fantasma del departamento que rentamos, pues lo inmediato fue pensar que el fantasma me estaba dando una lección a mi incrédulo, ateista o agnóstico. Mis ideas mágicas fueron inmediatamente confrontadas por mis ideas racionales, pues el fin de semana al aventarme de un salto a la cama una de las patas se tronó parcialmente y aunque pude volverla a embonar esta quedo resentida. Afortunadamente el miedo cejó ante la explicación racional y mis neuronas que generaban impulsos electroquímicos  en pos de lo irracional se durmieron. Dejé el miedo de no moverme para evitar que el fantasma se diera cuenta y me asustase más, me levanté y me fui directamente al baño a orinar.

En ese sentido la religión se puede entender como creer en algo, aunque ese algo no tenga ni el más mínimo cabo. Como escuchaba, uno puede creer en superman o en fantasmas o en hadas, pero tiene sentido dejar el entendimiento de lo que nos rodea o la búsqueda de comprender lo que nos rodea, la curiosidad y quedarnos atemorizados en nuestra cama, sin movernos.

Dawkins menciona en varios videos el terrorismo de la religión, cristiana al menos, de hacer creer que el ser humano es culpable desde que es un bebé por el famoso pecado original: Haber desobedecido a Dios y probar la manzana del árbol del conocimiento. En otras palabras Dios le prohibe al ser humano tener ansia de conocimiento, Dios castiga al humano por tener conciencia de sí.

Así que niñas, si no quieren ser malas ya saben que no deben hacer. Sí, tú, niño que preguntas de todo, que estás en la edad del por qué, por que sí y te callas.

No hay comentarios.: