miércoles, julio 18, 2012

martes, julio 17, 2012

A unas semanas del encuentro de capoeira

Los ánimos se sienten elevados, la mayoría en medida de sus posibilidades físicas e intelectuales desbordan patadas, música, floreos. Uno de los momentos que más me ha marcado como jogador de capoeira es sin duda alguna el encuentro nacional de tal. Un momento en el año en el que todo el día uno se dedica a cultivar y entender el arte africano de raíces de origen brasileño interpretado por mexicanos.

Este año el augurio es distinto como otros más amigos de capoeira la vida se entreteje en la condición del uno más uno son uno. Sin duda me siento contento, aunque temeroso sobre lo que uno no sabe que pisará. Como otrora cuando vivía en Guadalquivir la casa tiene tiempos distintos a los humanos, así quisiera que mi tiempo humano se detuviese o se volviese más lento, mas no es así.

Unas horas antes compartióme unas instantáneas de cuando uno es más chavalo, una que me llamó mucho la atención fue la de una persona tatuada de barba, sosteniendo una rosa. Así preténdome siempre joven, sonriente, enamorado... La realidad dista tanto como epsilon y el hecho no es la distancia, sino el distar en sí. Esta cuestión es la que uno debe de tener en cuenta para lograr el fin de todo ser viviente que deduzco no es otro que ser feliz.

La compañía del día al día es una de tantas patas, la otra es la capoeira, la fotografía, la familia, los amigos, el trabajo, la lectura, el estudio. Pienso en una de las manifestaciones de Exú: Lemba. Exú es conocido como el orixá de las encrucijadas, según nuestro maestro de capoeira, es un ente juguetón, por que no paradójico. No es que crea en los cuentos como reales, sino pienso que los cuentos traen enseñanzas a la existencia: una de ellas es el si y el no.

¿Es por este camino estimado Lemba? - pregunto. Sí y no - mientras la voz, junto con risotadas se pierde en el debraye.

CORO:
Historia de Lemba
Lemba é Lemba

Ê Lemba do barro vermelho
Como sé eu viu falar
No terreiro de Dona Ana
E mandô le que para CORO

Negro foi castigado
Como era de costumbre
O feitor mató seu Lemba
Por causa de seu ciume
CORO

Arrancarom sua lingua
Todo coberto de mel
Foi posto num formiguero
Teve uma muerte cruel
CORO

Foi levado sem querer
Castigado sem parar
Covardia ou maldade
Isso só quem é Deus
CORO


Iê!
Eu vou lhe contar um fato
Que há muito ocorreu
No tempo do negro escravo
Quando uma lenda nasceu
Foi lá no Barro Vermelho
Que isso tudo aconteceu
Cobardia ou maldade
Isso só quem sabe é deus
Foi levado sem querer
Castigado sem parar
Teve a língua cortada
Que é pra nunca mais falar
Teve seu corpo
Todo coberto de mel
Foi posto num formigueiro
Teve uma morte cruel
Foi nesse dia
Que do sofrimento humano
O Exú Lemba nasceu
Lemba ê, Lemba
Lemba do Barro Vermelho
Lemba ê, Lemba
Lemba do Vermelho Barro
Lemba ê, Lemba
Lemba do Barro Maior
Lemba ê, Lemba
Lemba do Barro que é bom
Lemba ê, Lemba...

Traducción:
Te voy a contar un hecho
Que hace mucho ocurrió
En el tiempo del negro esclavo
Cuando una leyenda nasció
Fué allá en el "Barro Vermelho"
Que todo eso aconteció
Cobardía o maldad
Eso sólo lo sabe dios
Fué llevado sin querer
Castigado sin parar
Le cortaron la lengua
Que es para nunca más hablar
Tuvo su cuerpo
Todo cubierto de miel
Fue puesto en un hormiguero
Tuvo una muerte cruel
Fue en ese día
Que del sufrimiento humano
El Exú Lemba nasció
Lemba
Lemba del "Barro Vermelho"
Lemba del Barro mayor
Lemba del Barro que es bueno
Letra tomada de aquí

miércoles, julio 11, 2012

La hora del jején

Rodrigo una noche antes había abordado el autobús rumbo a Tepic, su corazón palpitaba en demasía, pues no sabía que pudiera pasar. El último asiento coincidió con la compra, el asiento 30 pegado al pasillo. Dispuso sus asentaderas y llegó casi al momento de partir quien fuese su compañero de viaje. Un señor flaco, con barba corta, cargado de comida chatarra. Olía entre perfume y adultez madura. Su sumergió en el sueño que puedo proveer un camión de pasajeros. Ya a tempranas horas el calor de la ciudad destino lo envolvía, la lluvia que otrora fue constante ahora simplemente era una brisa acompañada de una tenue luz gris. Bajó del camión adormilado, se dispuso a recordar la dirección y otros detalles propios para dar con tal, pero la gentileza del precio del taxi terminó convenciéndolo.

Ya en el auto su vista se perdió en un parque inmenso, que por el gran hermano sabía que existía cerca de sus destino, imagino corriendo por las noches a quien despertaría. Llegó a la calle destino, marcó a Ivna. Envió luego mensaje a Ivna, finalmente decidió volver a marcarle y el impulso electromagnético se hizo bits y luego voz. Sus ventrículos se emocionaron y más al saber que si saldría a desayunar con él.

Yendo por los primeros alimentos del día su emoción se desfloró, besos, caricias, contemplar su rostro. Al libar de sus jugosos labios todo dio vueltas, cosas que no tenían sentido antes, ahora le parecían tan lógicas a Rodrigo.

Sin embargo, no entendía por que le dolía la pierna, primero una punzada en la rodilla, luego una especie de ardor en los tobillos y en los muslos. De pronto todo se hizo negro y de fondo el ruido de las llantas del autobús, terrible comezón, anunciaban la ciudad de México, abrió los ojos y en el camión se encontraba solo él. Sus tobillos hinchados le molestaban. Para su sorpresa se revisó y encontró un montón de piquetes. Grito, pero su exclamación fue apagada por la voz del operador - joven, ya llegamos. ¡Baje, por favor!

Ahora recordaba aquella canción que dice: Cuando vayas a San Blás el amor es el jején no se ve, pero deja marca.

Bajó del autobus y se encaminó al metro, entre apretujones propios de la mañana recordó su pie y encima de su pié el de Ivna, sonrió para sus adentros y la comezón desapareció.


viernes, julio 06, 2012

El sol brilla negro


Quiero ir a donde vos
gritarte a toda voz
que el sol no brilla
sino tu sonrisa
la que ilumina mis noches

Dilema, pues tus pensamientos
quieres cavilar y ordenar
pues sino me ves o lees
temo no volverte a ver
la vida se me va

Nada más feliz me haría
que llegar contigo al Banff
el primer día
torpe me siento
por insinuarte atraso

Quiero ir a donde vos
antes que el abismo crezca
y caiga pues no te merezca

Quiero ir a donde vos
y con un beso profundo
te confiese que soy-eres
lo mejor de este mundo

Sin título

La cabeza me da vueltas y vueltas, pienso en ti, todo parecía chido voy por a defender mi ganado como dirías tú.






Quizás deba sentar cabeza y pensar, pero como pensar sabiendo que me vas a negar tu sonrisa. ¿Acaso era el pretexto que necesitabas? me viene a la mente muchas cosas. ¿Crees tú que las cosas seguiran caeteris paribus? Los pensamientos se me agolpan algunos me duelen, otros son tristes y otras más son felices y en tu defensa pretenden que me duerma.

Sin duda uno de ellos y el principal es el que me recuerda cuando me escribiste:

[...]

mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.

 Que curioso, lágrimas caen, exhalo. Importa y no el que me hayas dicho no quiero ahora saber nada de ti. Yo quiero saber siempre de ti