jueves, mayo 17, 2012

No es lo mío las guajolotas

A raíz de la feria de las naciones, me surgió el apetito por comer tamales, lo bueno es que hoy acaba dicho gusto. Compré un tamal de dulce y pura masa dulce. ¿Qué pasó con las pasas? ¿La fruta? Con ciertos retortijones estomacales. Lo que sí les recomiendo es comprarse un Nacatamal, la gloria entre tamales que he comido, originario de Nicaragua, muy parecido en sabor a los tamales chiapanecos, los cuales glosa decir son mis favoritos.

No hay comentarios.: