jueves, abril 26, 2012

Puerco

Tras mucho tiempo después de haber bajado el pdf de la 16th Origami Tenteidan por fin hice el puerco de origami, estoy contento y sorprendido. Si quieren ver más origamis denle un ojo a japaoburajirujin.

2,000 Euros

En una sociedad capitalista, donde el dinero y la facilidad para obtenerlo son medidas de que tan exitoso es uno como integrante de tal arreglo de individuos es triste darse cuenta que no puede uno desembolsar 2000 Euros para un curso de macramé, bueno en mi caso de LSP. Quizás es el momento de reorientar el timón del barco y cuestionarse el rumbo. Pues así como la oportunidad del curso cejó, así otras como hacerse de una cueva donde vivir o que se yo se perderán. Qué hacer en una sociedad donde la mayoría de las cosas son apariencias antes que contenidos, aunque igual no es en sí que la sociedad sea de tales, sino el ser humano en sí es de tales. Hubiese sido interesante aprender dicha metodología para lograr objetivos, pero invertir esa cantidad sólo para que un desquiciado cerdo capitalista pueda llevar a cabo sus objetivos y comprarse un peine de oro, quizás no me baste, ya bastante hago con codificar. Cuestión de prioridades: la fotografía es una de ellas, la capoeira, los ojos carbones es otra, viajar con mi hermana y mi madre otra más, quizás conocer el país de la hoja de Arce una más, formar el carácter la más importante, este última prioridad, sin duda el mérito es de uno mismo y no de prestar servicios a cambio de una prebenda.

lunes, abril 23, 2012

Las cenizas

Las cenizas quedaban humeantes, otrora carbones negros ardientes, ahora tibias, recordaban el calor de la chimenea. Se había perdido en Arkham, buscando pistas sobre el terror de Ctulhu y otras cuestiones. Todo había sido un rumor. Ahora cansado, quedaba aguardar a despertar y esperar que el sueño reparador hiciese efecto. Se acercó a la chimenea, tibia aún, la zalea tibia, seguro se habría acostado ahí, antes de consumirse y morir de amor. Ojalá todo fuese un sueño y cuando abra los ojos me tope con esos negros carbones. Quería explicarle que la expedición había sido un éxito. Que me engaño -penso y musitó. El éxito hubiese sido llegar, perderme en su sonrisa y mostrarle los resultados. Mañana será otro día, el sol brillara tibio y quizás más tarde se tope. Me dirá, que me dirá, solo queda cerrar los ojos y despertar del sueño. Del sueño tibio en que solo se que estuviste aquí, mas no te vi.

lunes, abril 02, 2012

¿Qué sigue?

Desde hace 192 horas una especie de resequedad me recuerda la gelatina que sucumbirá tarde o temprano frente a otras gelatinas. Solo es cuestión de números.

240, 439, 450, ...