lunes, enero 23, 2012

Par de carbones

Quiero decirte no te irrites
pero prefiero decirte sí,
irrítate, encabrónate,
pues quemas
mis dos ígneas brasas
cuan troncos secos
mi miembro sucumbe
en tu sexo ardiente
mi delirio, hipnotizado
por tu sonrisa atontado
mi corazón consumes.

Risk, desvelos y cumpleaños de siempre se queja.

Con renuencia decidí asistir a la reunión para festejar al camarada Raziel. Y tal como supuse encontré la reunión en torno a rock band The Beatles. Comencé a platicar con Raziel, quien no se encontraba jugando, cuando uno de los asistentes dijo que si no me animaba a tocar. Y como buen Mexicano en lugar de decir un no rotundo, dije sí, de inmediato al comenzar a integrarmen al juego me sentí torpe y como asistiendo a un descuartizamiento de cerebro, la música lenta, las personas como idas. Por primera vez en mucho tiempo me dió una sensación de terrible aburrimiento, me gustaría saber más sobre sus vidas que estar presionando botones y no saber nada de nadie. Cuando pasé a la bataca la sensación de hastío se hizo más fuerte. Definitivamente no vine a jugar videojuegos, vine a felicitar al camarada y saber más sobre su existencia. Finalmente, algunos partícipes se fueron y la situación quedó para jugar Risk y vernos a las caras. Mucho mejor que no ver a las personas y estar ensimismado en una pantalla.

Me siento extraño, me desconcierta ya no sentir el placer que sentía por los videojuegos - corrijo por algunos videojuegos. Sí, quizás algunos juegos, como angry birds u otra cuestión más simple me ensimisme y entretenga, pero ya no es como antes, quizás ahora quiero dedicarme, si se trata de encerrarse en uno mismo, a tomar instantáneas conocer el mundo, escuchar el mundo, jugar cosas más clásicas, como juegos de naipes, de estrategia... Tal vez por ello me desvelé y terminé llegando a mi casa hoy a la una de la mañana. Disfrutando reir y jugar. Finalmente convivir. ¿No es acaso el deseo de una reunión?

Coche puteado y mal servicio

Cantando ensimismado en la burbuja que provee el coche a horas de tráfico me encontraba, cuando fui sacado abruptamente de dicho estadío. A mi izquierda un enorme camión cercenaba la puerta con sus birlos. Un elefante aplastando una cucaracha. Varios kilómetros más adelante sobre Constituyentes nos detuvimos y comenzamos el calvario de llamar cada quien a sus seguros. Posteriormente un policía de tránsito nos movió hasta Observatorio y ahí la plática fluyó. Preguntas como: qué si era muy difícil manejar un camión, qué lugares ha visitado, qué tal el cobro de cuotas por el narco, cuáles son las peores situaciones para un camionero. Respuestas como: Si claro, sobre todo los tráileres de dos plazas, Monterrey, Villahermosa, etcétera; pues las represalias por no pagar cuota van desde quebrar los dedos al camionero hasta peores cosas, como acribillar a los "chalanes" por que el conductor huyó. Quedarse sin frenos. Llevo trabajando 3 años, pues mi cuñado me animó a entrarle. No, pues, el encierro está por las pirámides ahí tiene su casa.

Finalmente llegó el representante de la aseguradora y tras hablar en privado con su cliente, salió con la ridícula respuesta de que su cliente necesitaba pagarle la prima, si quería que se me pagase el daño. A las 22 horas, después de esperar casi una hora, esperas que el operador consiga 1800 pesos para que me puedas pagar el daño. ¡Qué Demonios! De ahí la situación se dibujó como una terrible sensación de burocracia. Una empresa privada, Inbursa, comportándose como una paraestatal, llamadas al jefe de sulanito, etcétera.

Reflexiono, el servicio malo no tiene que ver si es privada o pública la empresa, tiene que ver con el germen de la mexicaneidad, nota cultural para todos aquellos detractores proprivatizadores o proestado de bienestar. Sea de donde sea la burra, la torpeza es por la naturaleza del animal y no por su oficio.

Afortunadamente, los amigos se hicieron notar y acompañaron la noche burocrática, Perro préstome parte y yo el resto de la prima y se la refrotamos en la cara del eficiente empleado de seguros Inbursa, mientras que al camionero, ya entrados en confianza, meramente pedí como prenda su licencia y terminé llegando a mi casa a media noche.

Ayer pasado el medio día, el camionero me presentó a su hija y su esposa, me pagó y yo devolví la licencia tomada en prenda, un panqué de naranja y un buena suerte. Pocas personas cuando chocan tienen la decencia de no emputarse y no fingir alguna irresponsabilidad.

miércoles, enero 18, 2012

Ahh Chihuahua

Chihuahua18-291211 by Arturo Vez
Chihuahua18-291211, a photo by Arturo Vez on Flickr.

Parece como un sueño, qué es real o que no lo es, muchos y pocos se han preguntado y contestado.

miércoles, enero 11, 2012

La flama de la vida se extingue

Hoy, como hace un año, la aleatoriedad me recuerda la fragilidad de la existencia. Un día las carcajadas y el ímpetu nos hace sentir como caballos desbocados arrojándose contra los escollos, otro día débiles sucumbimos al destino inevitable.



Por fin descansas tía Tela, la última y más joven de las 3 hermanas, comienza otro momento, no hay principio, ni fin, tus sinápsis entre las mías, un ejemplo de lo que se debe y no se debe hacer.



martes, enero 10, 2012

La primer roda del año

Las personas se disponen en círculo y en un arco del mismo se dispone un atabaque, un pandero, un berimbau, un pandero, un agogó y un recoreco. Sin aras de un cientificismo o un escepticismo se puede decir que fluye una especie de energía o estado de ánimo cuando los instrumentos comienzan a tocar, amalgamados con la voz del solista y cuan olas de mar avivadas por los coros de quiens forman la roda. Y esa complejidad en una especie de bucle se complementa mutuamente con el juego de capoeira. El tiempo pasa y a la vez se detiene, mas en esta ocasión la roda en algún arco de la misma tuvo la presencia de brotes amarillos y reconocido uno de ellos como un girasol. La razón como un renacimiento en nuestras mentes de lo efímera y explosiva que es la vida.



Sobre Ximena, recordando me vino a la mente un domingo en que se tomó la foto oficial del encuentro de capoeira, Lalodonte, fotógrafo oficial del encuentro y profesor de capoeira, tomando fotos y en una de ellas retratándose con ella mostrando ambos la lengua. Esa efusividad y amor por la vida es la parte que mis neuronas deben. Como mencionase nuestro Profesor de capoeira en la roda no se trata de creer o no creer en una religión o que se yo. Lo que es, simple y llano, trascendente es lo que nuestras neuronas tanto como individuos, como colectivo hagan sinápsis de dicha persona. Más detalles sobre su partida pueden ser encontrados haciendo uso del buscador que ahora engloba nuestras existencias. Más sobre su caminar, quizás hasta que uno juegue capoeira y sea uno parte de la roda.

domingo, enero 01, 2012

Pariendo el 2012

Preparando chocolateAhumando la nocheLas llamas del primer díaAferrándose al primer día del añoEl Hefestos de la playaLancha 1
Roberto fluyendoCuevas de repenteCangrejo y SegoSego y CangrejoSeñorita FotogénicaSeñorita dame un beso
La huesuda asoleandoseRumbo a los escollosEl NayarSorprendido en TehuasEl bravoCaballos desbocados
Roca impactadaRobertoLuz enconchadaComo en casaEn el Maito la vida es más sabrosaSí

Pariendo el 2012, a set on Flickr.

En 31 años que tengo de existir nunca había pasado el cambio de año viejo a nuevo afuera de la ciudad de México, obvio con la compañía de mis padres y mi hermana. El año impar que finalizó fue la excepción como muchas otras cosas lo fueron para bien o para mal. Aprovechando el ímpetu de Alejandro Cuevas, decidí integrarme a su empresa de pasar el año nuevo en alguna playa no comercial cercana a Vallarta. El inicio, como es propio de su carácter, fue incierto, por un lado quien inspira sus pupilas sufrió un imprevisto, por otro lado el mero día su coche sufrió un altercado, indolentes constructores que se les ocurre poner una malla de metal en vías rápidas como Periférico para que los neumáticos se ponchen. Afortunadamente la pericia y el deseo de no fracasar en la deseado hizo que termináramos en Guadalajara donde conocí al famoso Checo, fanático del país vasco, y posteriormente se nos unió Roberto.
Mas, como era de esperarse de las vacaciones, los planes no fueron conforme a lo planeado y conocimos un pueblo curioso conocido como San Sebastián del Oeste. Tampoco pasamos el cambio de año en alguna playa "virgen", sino en la ciudad más "amigable" de México, palabras textuales que adornan la entrada a Vallarta, en compañía de una amiga del Checo, La More; la hermana de la More, el esposo de la hermana de la More y el hijo de la hermana de la More. Divagando entre gente en el malecón de Vallarta, cenando antes en grata compañía y pitorreándome de algunos comentarios curiosos - Humanos, si supieran que los hijos de Akasha no son todos como los pintan.
Finalmente, el primer día del año viajamos rumbo a playas no muy comerciales conocidas como Mayto y Tehuasmixtle, esta última muy agradable, pues es un pueblo de pescadores y no sentí las peripecias propias de la playa no comercial, como son los mosquitos y las pulgas. Un mar bravo, una fogata y la compañía de personas que estimo, que demonios: quiero mucho. Nada como fusionarse viendo las estrellas, platicando, mientras la brisa marina choca con el calor emanado de una fogata. ¿Qué buenas nuevas traerá el año par, fin de un ciclo del calendario Maya?