sábado, diciembre 31, 2011

Acabando el año

El año acabó y el viaje con el Isomorfo, Sego y el checo nos llevó a los parajes de San Sebastián del Oeste, pueblo que debe su nombre a los inmigrantes del país Vasco y por que este San Sebastián se encuentra más al Oeste que el original. Noche de San Sebastián del Oeste con juego de baraja, la raicilla hasta perder la noción, la oscuridad, el febril sueño de que el mundo gira y acera la existencia.

sábado, diciembre 24, 2011

Divagando en nochebuena

Inmaculadas para la saturnina...¿Qué nos depara en tu blanca pureza?Sorprendiendo al tiempoReteniendo el tiempoEn medio del asfalto y del aguaUn poco antes de la Saturnina 4
Un poco antes de la Saturnina 3Un poco antes de la Saturnina 2Un poco antes de la Saturnina 1

Divagando en nochebuena, a set on Flickr.

Un poco antes de la noche buena o la noche vieja, después de haber regresado de almorzar y sorprenderme con tan intensos colores de los atardeceres invernales. Me separé de mi madre y hermana, so pretexto de irme a arreglar para estar pulcro para la noche vieja. Una amiga de muchos y no despreciables años nos había invitado a pasar con ella esa noche. En mi casa como la mayoría de las veces que se pone el sol me invade un sentimiento de nostalgia, pues el día que pudo ser ya no es. Tomé mi caja oscura y decidí plasmar algunas instantáneas para y en dicha fecha. La fuente de la Diana cazadora siempre me guiña tanto por los colores, como por el agua que invita a ser capturada en un instante o reteniendo el tiempo. Sobre la noche buena o vieja puedo decir que me la pasé a gusto a final de cuentas en varias culturas la idea es celebrar el solsticio de invierno que triunfante el sol batalla con la oscuridad de la nada. Y en ese triunfo hacemos lo que la naturaleza nos intuye, estar en grey con las personas que amamos y que nos brindan una sonrisa en este mundo.

domingo, diciembre 18, 2011

El museo de arte moderno

Mucho tiempo tenía de no haber visitado el Museo de Arte Moderno, aprovechando los tiempos y las vacaciones me perdí en él y sus manifestaciones artísticas.

martes, diciembre 13, 2011

Loratadina

-1-
Dentro de los achaques propios del nuevo estadío y del invierno en conjunción, uno de los doctores que me atiende me recetó loratadina, puedo decir que después de consumirla disminuyeron mis síntomas de asma por las mañanas e, incluso, pude disfrutar de beber vodka y agua quina en la comida de fin de año. ¿A qué iba todo esto? A ningun sentido, meramente a dejar de manifiesto en mi bitácora virtual sobre los múltiples achaques que merman la calidad de vida. Están otros achaques como el saberme de 7 años en la misma empresa y sentir que la utilidad meramente es cercana a la de un pisapapel, quizás en lugar de buscar análogias debería de armarme de los huevos suficientes y buscar otra cosa más divertida o cuya satisfacción del ego de como resultado algo más trascendental que el papel de un obrero de cuello blanco.

-2-
Hace algunos días me di a la tarea de buscar el manga de Nausicaä, primero en un plan de comprador y dado el fracaso, segundo como un lector sin mero beneficio a su autor que el reconocimiento de que soy fan. Si os interesa la liga aquí.

-3-
Se acerca el fin de año y los días trascurren en la monotonía de trabajar, capoeira, quedarme un día en la casa de mi mamá... quizás debería de dejar meramente el trabajar en la monotonía, pues ansioso siempre espero ir a entrenar capoeira y confieso que me gusta beber café con mi mamá y hermana. Días en que no hago eso me siento como si me faltase algo.

-4-
El sábado pretendía ser un día en que el jogar fuese la constante y lo fue hasta cierto punto, pues por cansancio, después de la pesada clase de Rosita, me quedé dormido y no pude asistir a la roda del Bigo y los longes de Azcapo en el parque bicentenario. Ya en la noche en un lugar de danza alterna presentamos una roda de exhibición y pese a mis desatinos de no llevar playera blanca como todos los demás, además de sentir el terror contagiado por el movimiento telúrico que azotó nuestra ciudad caótica. Ese día de regreso a casa de mi madre me acompañó un compañero de capoeira cuyo lar de nacimiento es boludamente austral. En cierto punto me hizo reflexionar sobre mi falta de espíritu aventurero, caray ya el tercer piso y nunca he salido de este huevo de país. Su blog conocido como el blog de rulo por si lo quieren conocer. Con el nuevo estadío hay momentos que no siento donde están mis pies, reflexiono sobre el año venidero par, año en que según el calendario maya termina un ciclo. Quizás aprovechando las ideas mayas yo deba de terminar un ciclo.