lunes, agosto 29, 2011

Lloviendo la semana despidiendo

Cae la lluvia, quizás sea la alegria de empezar una nueva semana o será la tristeza de una que finalizó. En estos días venideros 365 días festejo, alegre por estar con mis seres queridos, un sonrisa se me dibuja por un día antes. Gracias =)

domingo, agosto 28, 2011

Todos somos Monterrey

Todos somos Monterrey by saffog
Todos somos Monterrey, a photo by saffog on Flickr.

El viernes el país amaneció conmocionado por la manera de actuar del crimen organizado, al menos es lo que se cree, en la sultana del norte. Ese mismo día se organizó un cacerolazo en las redes sociales. En dicha pequeña protesta hubo diversas propuestas, algunas rayaron en el anarquismo, otras en el apoyo, cultivo y legalización del consumo de la mariguana. Fue muy emotivo escuchar los gritos de no debieron morir o Monterrey no están solos.

El Imperio de las Luces

El Imperio de las Luces by Arturo Vez
El Imperio de las Luces, a photo by Arturo Vez on Flickr.

Os he hablado de Altazor, muy buena inventiva en cuestiones fotográficas. Pueden visitar su conjunto de fotos en flickr.

miércoles, agosto 24, 2011

Un hombre se confunde gradualmente, con la forma de su destino; un hombre es, a la larga, sus circunstancias



Ese día al abrir la página con el buscador google me tope con el doodle mostrado en video y trajo consigo una serie de recuerdos. De como me tope con Jorge Luis Borges me remonta a cuando hice una pausa en mis estudios de matemáticas para ganarme la vida, ya que la economía familiar así lo ameritaba. Por alguna razón terminé de operador telefónico para Cablevisión y en el entrenamiento para obtener el puesto convivi con varias personas del rango de edad. Una de ellas era un cuate, recuerdo, de fisonomía medio barbudo, moreno, no muy alto, supongo un metro setenta e iba a dicho entrenamiento junto con su novia. En los azares de convivencia coronados con alguna cerveza salió el tema del infinito, él me preguntó sobre si había leído a Borges, yo con cara de asombro total respondí que no. Dos días después, un sábado, pues el día de descanso era viernes. LLegó y me prestó el libro titulado el Aleph. Desafortunadamente no pude devolverle el libro después, pues él y su novia, una vez terminado el entrenamiento, no continuaron con el trabajo de operador telefónico en el área de atención a clientes, cosa que yo al menos hice por unos meses más. Sería interesante saber de él por el libro de las caras, pero ni siquiera recuerdo su nombre, mucho menos sus apellidos. ¿Se habrá casado con su novia? ¿Seguirá induciendo a otras personas a leer a Borges? Quizás en mis mozos años de salir de la jaula de los padres, hace 10 años, débole a este monito barbudo con aires libres, el conocer y haber leído a un autor que como pocos hace el juego de jugar en sus escritos con objetos matemáticos como el aleph. Una simple palabra puede englobar tanto, en matemáticas usado para las cardinalidades de ciertos conjuntos infinitos, en hebreo la primer letra del abcdario. Quien diría que la persona menos insospechada me prestaría el punto mítico donde convergen todos los puntos, más irónico resulta, releyendo un poco, pensar que en la porosidad de las neuronas, intentando no olvidar, falseo algunos de los rasgos y quizás en una interpretación sea yo mismo siendo lo que deseaba ser y no era.

Quizás en el FCE puedan encontrar los cuentos completos de Borges o al menos pueden pinchar aquí o acá para leer algunas de las obras del Bonairense.

El debraye sobre las definiciones.

Me encuentro leyendo los apéndices del libro titulado El lenguaje de la vida, el adn y la revolución de la medicina personalizada, escrito por Francis Collins. Dicho libro habla básicamente sobre los distintos aspectos que la genética, al menos por hoy, nos roza y deriva en entender la codificación que forma los químicos de nuestro cuerpo y el cuerpo en sí. Quizás por ello que hable de una medicina personalizada, pues si uno conoce la codificación de nuestros atributos visibles y no visibles, la interacción con enfermedades, desgastes, fármacos es factible pensar de manera Bayesiana en lugar de manera frecuentista.

Es claro que la genética y sus relacionados cubren básicamente todo, desde nuestra morfología hasta, incluso, nuestro comportamiento y si no sabían, este libro puede que sea un acercamiento para generar dicha curiosidad. Hay ciertos tópicos que realmente me sorprendieron como es la futura terapia génica para corregir enfermedades usando células madres generadas a partir de nuestra piel, por ejemplo. O el uso de medicamentos que inhiban la proteina codificada por la información genética ya sea por un virus, como el del vih y que, al menos al día de hoy, la reduce a una enfermedad crónica o por nuestras células generando linfomas. Son interesantes algunas de sus reflexiones sobre la cantidad que dedica el gobierno, no se diga de México, y empresas de USA a la investigación y a la implementación de esa investigación. Incluso el manejo del historial médico, como menciona, deja mucho que desear. ¿Cuantos de nosotros sabemos el historial médico propio o de nuestros familiares? Conocemos más sobre el historial crediticio o cualquier otro historial de chismes, fútbol, que el que en un futuro podría ayudar a entender la enfermedad, la droga y, por ende la personalización de la medicina.

Caminaba sobre las calles ruinosas de Cuajimalpa antes de llegar a la oficina y reflexionaba sobre la juventud, los problemas que aquejan a nuestro país ejércitos de ninis* como factibles campos de cultivo del narcisismo y del narco. ¿Por qué nuestra sociedad no puede brindarles un entorno que les genere curiosidad, imaginemos esos ninis entendiendo nuestro entorno. Es claro que no todo depende del estado, también, en parte, ha sido la malformación de los padres hacia sus hijos. Los padres fueron presa del consumismo y de las explicaciones míticas: por que Diosito así lo quizo, por que así lo digo yo... Ahora nos encontramos ante una jaula tecnológica, de placeres o de hambre que nos duerme y no deja que la inventiva aflore.

Quizás abusando de analogías, así como el ambiente predispone a la expresión de un gen y viceversa, así el individuo respecto al estado y viceversa. Me pregunto, si nuestra sociedad está condenada a jugar sobre los Argonath, nunca entenderlos y por ende nunca superarlos.

*Acrónimo de ni estudian, ni trabajan.

lunes, agosto 15, 2011

Pensando cuando un callo se atraviesa

¿Qué es la vida y qué es la muerte? Un simple susurro en el silencio apabullante de la selva. Las hojas sagitarias agitadas mientras visten el verde cálido bajo el haz del sol. El chocolate bebido, generando universos engalanados por una sonrisa. No hay sentido en el jugueteo, solo instantes en bucles. ¿Cómo es la vida y cómo es la muerte? Son truenos en la tormenta que en momentos serán los brotes creciendo en pos del sol masticados por la gacela cuyos ojos reflejan el instante en que el tigre en un beso mortal hunde sus colmillos.

lunes, agosto 01, 2011

Parrandero

Parrandero by saffog
Parrandero, a photo by saffog on Flickr.

Una semana atrás fluyó la fiesta de una peculiar revista conocida como Vice. En ella hipster y otros especímenes de las tribus urbanas conbebieron vodka y otras cuestiones. Peculiar observar unos paisanos de San Luis potosí bailando tribal y con botas emulando colmillos de paquidermos.