viernes, abril 29, 2011

Cof, cof, cof o no tosas mente

El cuerpo humano es un ente muy extraño. Me pongo a pensar en como un sistema quiere comprender al sistema que lo contiene, cuando ni siquiera ese mismo sistema se entiende así mismo. No digo que debiese o no debiese ser, simplemente me sorprendo: El sistema sorprendiéndose de sí, curioso. Por azares del destino a últimas fechas he tenido una molesta tos acompañada con garraspera. Dicha tos mermó -¿merma? no ya no- mi psiquis a tal grado que el miércoles por la tarde me sentía de la chingada, no físicamente, salvo por la tos, pero sí anímicamente. Incluso debo de confesar que mi líbido estaba por los suelos, más que por los suelos, 100 metros enterrado en el asfalto. En la tarde, incluso, no tenía ganas de ir a hacer capoeira, mi mente me decía: hiciste martes y lunes hoy puedes tumbarte a dormir. Ya en mi departamento me topé con Icniuhtzin y pocas veces me ruedan las lágrimas, así que rompí, quizás era algo que tenía que dejar liberar, no sé. Afortunadamente el Rat como buen hombre de ciencia poco a poco con sapes fue tumbando con preguntas contundentes el por qué de mi tos. En pocas palabras para vosotros; Demuéstrame que tu tos es un reflejo automático. En ese momento mi cerebro hizo sinapsis y comprendí el no sentido de mi negatividad. No tenía argumentos para afirmar tal cosa, de hecho siempre que toso inhalo antes y finalmente toso, cuando duermo no toso, cuando como tampoco, entonces. No digo que sea algo voluntario, quizás en parte sí. Además los tiempos de infecciones y sintomatologías bacterianas y virales son claras. Pienso en Fernando, luego llegando diciendo sáquenlo a correr, que le de el sol y haciendo referencia a alguna película en donde un niño paralítico lo tienen encerrado, llega una niña a su casa y quiere sacarlo al jardín al sol. Quizás debería de recordar los momentos más sanos de mi existencia, cuando empecé a hacer natación de puberto. La universidad y ya en tiempos laborales, cuando además de hacer capoeira practicaba de manera comprometida Ultimate. -Otro sape mental que avala la teoría de mente sana, cuerpo sano-
Finalmente, Rat me prestó un libro interesante que estoy leyendo que se titula : La farmacia humana de René Anaya, libro en donde a manera de divulgación se muestran hechos contundentes de investigación científica sobre diversas elementos químicos que regulan nuestro organismo y la tendencia de ver el todo, quizás ahora de manera científica se entienda lo que holísticamente se intuía. El cuerpo humano es un todo, se ha investigado en partes para entender su complejidad, pero las partes unidas no suman el todo.

Habré sido formado matemático y deformado por el trabajo en programador, pero algo que me queda claro de Rat es el rigor científico, una forma de pensamiento en donde se pretende medir todo para entender los fenómenos que aquejan y demostrar una hipótesis, algo que los ingenieros en computación, al menos dónde trabajo, no hacen mucho. Pienso tristemene en que nuestro país le rehuye a esa formación. Seré -somos la mayoría- caótico. Me viene a la mente las frases inspiradas y que me sorprendieron de Rat: irónicamente hay tanta información y tecnología, mas no sabemos como entender esa información. Somos exclavos e irónicamente la llave la tenemos en la mesa, sin embargo no sabemos que es una llave.

Personalmente todavía me siento en un terreno endeble y no tanto por el terreno en sí, sino por quien lo pisa - osea su servidor. Una nutria ha aparecido en el camino, su ejemplo me ha ayudado, sin embargo no dejo de ser curioso con temple de gallina. Al menos al día de hoy de repente toso por reflejo consciente de sentir como una flema u algo en la traquea, quizás sea el negativismo que se niega a salir. Debería de aplicar la frase de Octavio Ramírez, cuando te llenes de lodo, no te lo quites, deja que se seque y solo caerá. Por lo pronto respiro profundamente y pienso en la fortuna de estos tiempos, de saberme uno con quien en el Banff vive, mi compatible genética por madre y padre ha accedido a la universidad, las lágrimas brotan por que en el geist varios brüden me han tocado. Quizás sea estúpido pensar el por qué a mi, la neta que mejor saber que aqueja y que no a mi cuerpo. Como el joven caballero Jorge, todo esta en la mente, después de leer la farmacia humana, debo añadir gran parte de las cuestiones está en la mente, uno debe saberse de una mente sana para un cuerpo sano. Clean your lens before your mind.

lunes, abril 25, 2011

Cof, cof, cof...

En últimos días me fijo más que de costumbre en los achaques propios de la existencia, dada mi nueva actitud positiva. Particularmente el tener como una tos con flema me tiene hasta el copete haciéndome alucinar múltiples escenarios. Dirán: por qué no has ido al médico. Os contestaré diciéndo que estos meses he fluído al médico más que en toda mi vida. Incluso mi médica me ha dicho que es por la contaminación, el ambiente seco, que no me preocupe. Mis roomates, en particular el Toto, es quien más ha sido alucinado por mis distintas y nerviosas teorías. Afortunadamente, se quemó las pestañas varias años en tópicos farmaceuticos y fisiológicos, así que a diferencia de otros momentos he recibido unos buenos guajolotazos con guante blanco para lograr una observación más leida de los acontecimientos o al menos no tan puntual.
Quizás todo se deba al nerviosismo propio del 11.1.11 y la moral cristiana que tengo muy embebida en mi ser, pese a que me pretendo ateo o al menos agnostico en recientes años de mi existencia. Por lo pronto espero que la amarilla y la azul fluyan en el estándar humano y vengan días en que me ría con uds de estos días nerviosos.

-Pff, cristiano al fin y al cabo, esperando juicios finales y castigos divinos, cuando la belleza de la existencia está en expléndidos colores asoleados y las risas de quienes nos rodean-

viernes, abril 15, 2011

Hoy soñé que caía

Cierra los ojos... deja de pensar la vida, ¡¡vívela!! Me ha dicho la nutria malabareando minúsculos balones de américano azules y amarillos.

..mañana te cansaras de estar buscando en tu falsa realidad y mañana tu vida no cambia y no lo puedes aceptar, puedes seguir cayendo, hasta donde llegarás, puedes seguir creyendo en este infierno..

Hace algunos años el primer nacido me había mostrado las fotos de quien abrió ciertas cuestiones neuronales, observé curioso la foto en donde parece estar manejando un microbus con un piercing en la ceja. Varios grupos de 365 días después ahora con una sonrisa, la foto cobra vida, trae consigo una caja con cup cakes otrora una con garibaldis miniatura.

...qué es lo que proyectas, dónde está tu error...

Hoy soñé que manejaba Nacho mi auto, iba junto con Joceline, yo en la parte posterior, cuando neceando como en algún momento que manejó bajo el influjo etílico, decidió no maniobrar bien en unas curvas con agua y lluvia a raudales. El resultado fue que el coche se precipitó, mientras caía en el eterno barranco. En una desesperada maniobra le dije a nacho que moviese el volante de tal manera que golpeasemos contra estructuras y quizás así se amortiguase nuestra caida. Caímos sobre otra carretera sobre las cuatro llantas y yo con mi mano sosteniendo el techo. Desperté empapado en sudor -bueno exagero solo el cuello y parte del pecho, supongo que el primer sueño consciente después del viaje, el famoso sueño de caída.

Mi cerebro se ha obsesionado por pensar sobre si mismo o lo mejor o lo peor. Inhalo y exhalo, inhalo y exhalo, la semana anterior me dió una especie de faringitis, en donde el síntoma consistía en toser y escupir flemas, al inicio verdes, luego ahora en esta semana blancas o transparentes. Reclamo a mi cerebro y pregúntole qué quieres encontrar. ¿Para qué?

...no cesarán mis cantos...

Es que acaso no deberías de ayudarme a pensar en quienes me rodean, quiero sonrisas, la incertidumbre se ha manifestado, tal vez, acaso el caballero nutria no te ha mostrado un camino fresco como una sonrisa pura. Dirás que es la merma diaria de tu progenitor, pero no debería ser alrevés. Si la merma viene no debería engordar y estar sano.

martes, abril 12, 2011

Los días de calor

Es que acaso cuan viscoso y verde reclamo
el eco atronador temblor a cada palmo
no mi bien, quizás no hoy
al inhalar el puro de la montaña
se pierda en las fría punta del banff