miércoles, agosto 30, 2006

La taza

Gentil ameno del corral
elocuente locura vendaval
remedio de vacío y candor sin igual

convergencia sin par
cebada en mi susurrar
contento a golpes
fuertes palpitares

[...]
Yo soy la locura
la que sola infundo
plazer y dulçura
y contento al mundo

Sirven a mi nombre
todos mucho o poco
y pero no ay hombre
que piense ser loco

martes, agosto 22, 2006

icniuhtzin tlahtolli

A TU EDAD ESPERAN MUCHAS CLASES DE VIDA. PUEDES IR EN LA DIRECCION QUE ESCOJAS. PUEDES IR SOLO O ACOMPAÑADO. LOS COMPAÑEROS QUIZA CAMINARAN CONTIGO UNA DISTANCIA LARGA O CORTA,PERO AL FINAL DE TU VIDA, NO IMPORTA CUAN LLENOS HAYAN ESTADO TUS CAMINOS Y TUS DIAS, HABRAS TENIDO QUE APRENDER LO QUE TODOS APRENDEN. SERÁ ENTONCES DEMASIADO TARDE PARA COMENZAR DE NUEVO, DEMASIADO TARDE PARA TODO, EXCEPTO EL REMORDIMIENTO. ASI ES QUE APRENDELO EN ESTE MOMENTO NINGUN HOMBRE HA VIVIDO JAMAS MAS QUE UNA VIDA Y ESA HA SIDO ESCOGIDA POR EL MISMO Y LA MAYOR PARTE LA VIVE SOLO ¿QUE CAMINO VAS A TOMAR DESDE AQUI Y EN COMPAÑIA DE QUIEN?

domingo, agosto 13, 2006

Tornados - Discotlán


Tornados en SEPTIMO LUGAR después de dar una terrible batalla en Discotlán. En algún punto tendré tiempo para narrar mis peripecias para arribar los campos del torneo. Este se organizó en el pueblo de Santa Barbara, municipio de Cuautitlán en el estado de México, un lugar olvidado de la mano de Dios, pero con un número bastante grande de campos verdes y acolchados de pasto para jugar fútbol y por supuesto Ultimate. El torneo estuvo cheve salvo por un intricado con Olamaya, una mujer embarazada y su dulce boca. El festejo estuvo de lujo en el sentido de chelear, discochela y otras virtudes a las cuales hacemos frente y uso los deportistas del Ultimate. El orden del juego :
1. contra - no recuerdo -
2. contra Candela
3. contra Dracos
4. contra Olamaya
Segundo día
1. contra - no recuerdo, creo que andaba crudo -
2. contra TNN
3. contra los veracruzanos

viernes, agosto 11, 2006

Donceles y las doncellas con minifalda negra.

El centro de la ciudad puede ser un lugar sorprendente en muchos aspectos: la arquitectura, los olores, la gente, el movimiento... Un amigo me invitó a ir a beber libares Dionisiacos a una cantina del centro. Vagamos unos instantes desde Insurgentes y Reforma cruzando la colonia Tabacalera y aproximándonos al centro de la ciudad vía Juarez, ya en ese punto el surrealismo del México mágico hizo acto de aplomo, pues toda el paseo de la Reforma está invadido por tiendas de campaña, minicanchas de fútbol, cartelones con protestas, desplegables tasajeados... Es sorprendente que detrás de todo ese borullo y parafernalia surja imponente el palacio de las Bellas Artes, el palacio de correos, el museo que corona la estatua de Carlos IV de España, supongo que por algo la ciudad de México era conocida como la ciudad de los palacios. Como dato curioso, dicho amigo es originario de Jojutla, Morelos, y parecía ser él el chilango, pues yo estaba atónito de nunca antes haber visto el monumento de la triple alianza y otras cuestiones. Después de caminar un trecho llegamos a la calle de Donceles, donde está ubicado la cámara de diputados del D.F., y de ahí abordamos una cantina. Mi ignorancia se hizo obvia cuando emocionado comprobé el uniforme clásico de una mesera de cantina: blusa blanca, peinado medio ochentero, medias negras y minifalda negra. Efectivamente era la primera vez que pisaba una cantina. Las bebidas y la música no fue algo tan exótico como la emoción de una cantina en sí, mas si la gente que tomaba en dicha cantina. Personajes irreverentes con cierto toque de exoticismo. Las palabras han de quedar cortas así que lo único que os puedo decir: Visitad una cantina del centro es realmente exótico.
Sobre la cebada y la conversación puedo deciros de lleno fue interesante. Dios los crea y ellos se juntan, la ñoñez es un vicio virtuoso y muy pocos comparten tal.

sábado, agosto 05, 2006

La llegada del terrible Lalaith Rauko

... Lluvia y cebada fueron los ingredientes... El Lalaith Rauko con cámara y pana apareció... no sé que depárenos el destino, pero si sé que dos Raukos se han encontrado... Tiemblen mortales.