viernes, septiembre 09, 2005

Selene Celta...

Dulce rostro
un final amargo
magia aspiro
con un gran trago

Tequila a mi gañote
la fuente a mis pupilas
sagrado cenote

Chapultepec
no dudo la grandeza
cuerdas chillan

"Vanshees" inspíranme...


En una segunda ocasión para la empresa a quien sirvo y la primera para v. servidor, asistí a una visita guíada y a una cena con los clientes de Inffinix Software... lo que hacen los dados Dionisiacos... quisieses que fuese eterno. Embriagarme de euforia, pero todo perece...

Unas horas antes cometí un lujurioso pecado. Decidi visitar una tienda de música en búsqueda de música barroca... un pensamiento extraño surco mi cerebro y decidí buscar algo más moderno. Así los ánimes fueron la respuesta... como tiburón rodeé mi presa y empezé a dar vueltas. Llegó un hombre alto con cola de caballo y uniforme de dicha tienda musical desesperado a buscar un dvd. De repento chillo - no puede ser que no esté.
Sus manos se embarraron a un dvd y sus uñas empezaron a razgar las etiquetas. De pronto llegó otro empleado solicitando su ayuda. El sr. de la cola de caballo soltó el dvd y se fue. Yo me acerqué y empecé a barrer los dvdes, cuando de pronto me topé con uno que tenia un tercio de etiqueta removida. No soy muy conocedor de ánimes, pero supuse que el dvd que tenía entre mis manos era un tesoro, al menos para la persona que partió. Decidí comprarlo... una sonrisa ligera asoma - en ese momento y ahora - mi rostro, qué tal si esa persona ahorro meses y espero días para que llegara dicho compacto, pues, además era de importación. Sí, me siento malvado... me gustaría regresarlo y regalarselo, obviamente una vez hecha la copia para conservar mi pecado, su nombre: Vampire Hunter D, bloodlust. Debo añadir que es un ánime exquisito, pero eso no quita el hecho de haber gozado con la debilidad humana... - He believes in beuty... - Creo que merezco las llamas del infierno, pero que importa siempre desee tener una alma bronceada.

Unos horas después mis pupilas se pierden en la fuente del lago de la tercer sección, medio embrutecido por el tequila, río para mi... que felicidad tan somera... ahora tengo ganas de regar mis plantas con agua y sal del manantial visual... Seré vil... en la mañana compré una novela, cuento diría yo, de Spota: Vagabunda. Spota tiene la virtud de retratar las pasiones humanas a la perfección y más las mexicanas. Recordé a mi progenitor y a su amada. Pobre, cayó bajo el engaño... Su vida hojas al viento de invierno. Felicidad somera, unos días antes leí a fondo el primer artículo para mi tesis concienz(s)udamente y me percaté que engañé a mi asesor...

Seré un vino tinto... así siéntome... añoro el verano o que va añoro probar y ser degustado. Al grano, creo que pierdo la cabeza o peor aun siempre me incito por naturaleza... Donde demonios hay una nereida.

2 comentarios:

guffocaballero dijo...

Por cierto, carnal: le recomendé tu blog a un amigo mío que está hipnotizado por la música barroca, el clavecín, el arpa de boca, el laud y esas palabras qué yo sólo conozco porque este güey las menciona (disclpará usted mi ignorancia, compadre). Igual y sale algo. Saludos.

Merveilleuse Pilar dijo...

Te comprendo perfectamente. Ayer, después de leer tu blog fui de compras. Había un sweater rosa padrísimo; tres personas buscábamos la misma talla...y... yo lo encontré. Una vez que lo tenía en mis manos no sabía si realmente lo quería o no. Pero saberlo deseado por otros me ayudó a decidir y lo compré.