lunes, septiembre 19, 2005

Regreso de Tapaxco.

Tengo que ordenar mis ideas... simplemente os diré que el susurro de los árboles bajo el viento, verdes praderas moteadas de violeta, amarillo, blanco. El ronronear de un riachuelo y el observar la naturaleza en pleno estío me hacen reflexionar, dirigir mis pupilas al piso, tirarme sobre el pasto y fluir. Solo quiero perderme en el infinito azul, mis pensamientos reposar en los cerros verdes y seguir fluyendo.

2 comentarios:

aishitemo dijo...

Te diré que eso suena realmente espectacular. Hace tiempo que no tengo un espacio semejante, y es necesario alejarse de esta enajenación para cargar pilas y regresar con ánimos.

raziel dijo...

Cada quien tiene sus rincones especiales. Disfruta el tuyo.

La imagen que pusiste es fenomenal, ya te lo habia dicho y me gusta repetirlo.