domingo, agosto 14, 2005

La púrpura de la rosa.

A mis tíos...

En algún momento loco e inédito de mi vacua existencia me tope con una ópera barroca en castellano. No es que no hubiese ópera en castellano en la era barroca, pero supongo que no es tan comercial y eso que la ópera barroca para nada es comercial, por el contrario han de existir un sinfín de partituras y libretos novohispanos esperando a que alguien los encuentre y los traiga de nuevo a la vida. No creo factible que 300 años de época colonial, ergo música colonial, no hayan producido notas dinámicas y sonoras. Retomo lo fascinante de esta obra consiste en que fue escrita por un Peruano, Tomás de Torrejón y Velasco, y el libreto es, nada más, de Pedro Calderón de la Barca. Esta magnifico drama musical es dirigido o dirijido por Gabriel Garrido, un che director.

Yahoo.... aclamemos a Venus y sus picarezcas caricias.... Yahoo... perdamos el terror al exceso... ejem - Blur, creo que afecta - Yahoo...

.... Y nuestro afecto
rendido a la superior
majestad de su grandeza...

En algún instante futuro ahondaré... "...La eternidad asombrada por tan potente señor-el mañana-, que esferas y elementos subyugó su gran valor..."

No hay comentarios.: