miércoles, diciembre 29, 2004

Amarga Navidad...

En muchas familias mexicanas y no mexicanas es típico el amor, la comida y demás cuestiones propias de esta época. En mi caso es la típica tradición de la pelea familiar después de cenar el 24. Como siempre mi padre, con o sin influjo etílico, hace polémica hasta por que voló la mosca y de dicha polémica se desata los dimes y diretes entre los padres y los hijos, o las amistades(novio) de mi hermana. En esta ocasión fue por el coche que v. servidor y mi hermana estrenamos con el apoyo "incondicional" de mi padre (Sólo el enganche, pues he de cargar con la cruz del financiamiento), pues como es posible que el coche sea usado por los hijos cuando los padres no lo han estrenado. Ridículo o insensatez, no, una navidad al estilo la familia Gómez. Por qué vivir una noche de paz o noche de amor si puedes vivir una típica noche de guerra y de odio recordando al salvador del mundo.

No obstante, feliz natividad.

No hay comentarios.: